LA SUSTENTABILIDAD EN EL MOBILIARIO

Mobiliario: La Sillería

Facebook: @lasilleriamx

Instagram: @la_silleria

Es una realidad que nos encontramos en tiempos ecológicos alarmantes, puesto que el calentamiento global aumenta constantemente, los polos se derriten y nuestros océanos y mares se encuentran completamente contaminados.

La huella ecológica es el indicador de lo mucho o poco que afectamos al planeta con nuestro estilo de vida. Llevar una vida en exceso y sin conciencia perjudica gradualmente a las siguientes generaciones quienes no contarán con los recursos que actualmente la naturaleza provee y son indispensables en la vida diaria.

Por ello mismo, estamos en una etapa en donde como empresarios o consumidores debemos ejercer responsabilidad al respecto e iniciar nuevos procesos de producción y comercialización que sean beneficiosos para el medio ambiente, para la sociedad y para la economía; cumpliento estas tres carasterísticas podremos hablar del término sustentabilidad.

 


Un ejemplo claro es La Sillería, una empresa que nació en un poblado del estado de Yucatán, llamado Hunucmá. En un inicio el equipo se conformó por dos artesanos y un herrero quienes comenzaron creando sillas estilo Acapulco con hilo PET, plástico reciclado que le permite darle un nuevo uso a los residuos.

Eventualmente La Sillería fue evolucionando, creando modelos innovadores con sus mismos materiales e integrando a más personas en la ejecución de sus piezas.

Actualmente esta empresa es el principal sustento económico de 10 familias de San Antonio Chel, comisaría de Hunúcmá. De igual manera, es importante mencionar que La Sillería es una empresa socialmente responsable, que acepta integrantes en el equipo sin importar su género o con capacidades diferentes.


“En lo personal me llena de satisfacción, no solamente el crear piezas bellas para los espacios de nuestros clientes, sino poder ser testigo del crecimiento económico que tienen mis colaboradores. Son chicos de entre 19 y 46 años que aportan para el sustento de sus hogares y familias, y quienes eventualmente han mejorado su calidad de vida” - Fernando Rivadeneyra, dueño de La Sillería.

Su constante actualización en sus diseños y colores, permite que el cliente pueda decidir entre una gran gama de opciones. Su oferta en mobiliario es creativa y de calidad, y al mismo tiempo accesible, respetando su buena comercialización por medio de un pago justo a los artesanos.


ARTÍCULOS RELACIONADOS