TRABAJANDO EN CASA

Una nueva era de trabajo ha llegado, por lo que deberás preparar el espacio de tus sueños donde realizar las labores diarias desde casa. En primera instancia, hay que ubicar la zona de trabajo en un lugar adecuado y con buena orientación. Si no cuentas con una habitación designada meramente a la lectura o al trabajo, puedes aprovechar un rincón de la sala o de la misma recámara para crear tu oficina en casa.

MOBILIARIO LOS PROTAGONISTAS

Los elementos indispensables serán el escritorio y la silla, cuya selección deberá ser muy acertada para mantener la armonía del espacio y, claro, para que la zona de trabajo sea cómoda sin perder el estilo. La selección del escritorio dependerá del espacio disponible para su ubicación. Sobre su diseño existen múltiples opciones para adecuar, según el estilo de tu casa, ya sea de madera, de cristal, un diseño a la medida o hasta restaurar uno antiguo… Lo ideal es que cuente con uno o más cajones, y con el suficiente espacio para poder colocar una computadora, pero siempre dejando un área disponible para trabajar sobre papel.

Diseño: López Duplan Arquitectos

Fotografía: Héctor Armando Herrera


La arquitecta y co directora Ana Paula Sánchez nos recomienda: “Si decides hacer un escritorio a la medida, es necesario que para la cubierta elijas un material que resista rayones o manchas de tinta como vidrio, laminado (aquí puedes ver de diferentes colores) o granito, por ejemplo”.


La decisión de la silla no es nada sencilla, pues hay que considerar que ésta debe ser estética y cómoda debido a que se pasa mucho tiempo en ella. Una silla ergonómica es aquella que reducirá el riesgo de alguna lesión y que procura ser adaptable para el usuario, tanto la altura como el respaldo, y construidas con materiales transpirables. Como tercer elemento, ideal para la zona de trabajo, se encuentran los estantes. Estas estructuras te permitirán tener a la mano herramientas útiles para realizar las labores y también decorarán de manera armoniosa el área. En las repisas de la pared podrás ubicar tus recursos de consulta o inspiración, y también una que otra planta.

Diseño: Mariano Aguirre


ILUMINACIÓN: LÁMPARAS ESENCIALES

La iluminación natural es esencial para crear un espacio placentero para trabajar; no sólo permite mayor comodidad a la hora de leer, también crea una atmósfera de buena energía permitiendo un mejor rendimiento y productividad. 

Sobre la luminaria te sugerimos utilizar diferentes tipos de iluminación; por ejemplo, una lámpara de techo para iluminar el espacio en general. Por medio de la luz indirecta podrás eliminar sombras y crear un ambiente mucho más acogedor. Usa la luz puntual de una lámpara de escritorio, de preferencia con brazo flexible, para que se adapte según tus necesidades a la hora de trabajar.

Diseño: Margaret Bissu Interior Design

Fotografía: Edgardo Contreras


El Arq. Marcos Mustri señala: “Es idóneo que en el espacio de trabajo se cuente con luminarios dirigibles que brinden luz fría de entre 3000 y 5000k, y se recomienda se sitúe preferentemente por encima del usuario, con la finalidad de evitar la producción de reflejos y proporcionen una visión clara y real de lo que se está trabajando. La lámpara en sí puede ser colgante, de mesa o de piso. La intensidad de la luz LED es ideal porque cuenta con una larga duración y eficiencia energética”.


TIP: Según nuestro círculo circadiano de la luz, el mejor momento de realizar trabajo es a partir de las 8:00 am hacia las 7:00 pm, puesto que nuestro reloj biológico es más eficiente cuando existe luz solar.

Diseño: Margaret Bissu Interior Design

Fotografía: Jaime Navarro


DECORACIÓN: ORDEN Y ARMONÍA

No hay nada más estético que un espacio bien ordenado, y para ello existen múltiples accesorios que te ayudarán no sólo en tu organización, sino también en la decoración de tu espacio de trabajo. Una caja de herramientas es perfecta para tener los artículos de oficina a la mano y bien organizados.

Diseño: Margaret Bissu Interior Design

Fotografía: Edgardo Contreras


También puedes ubicar algunas cajas o canastas para guardar documentos impresos o libretas. En la decoración puedes incluir una que otra planta de interior como unas suculentas; de igual manera, puedes colocar un portarretratos o un pisapapeles divertido, esto ayudará a darle personalidad a tu espacio y crear un ambiente más armonioso. Es necesario aprender a elegir objetos, hay que evitar su acumulación al igual que la desnudez excesiva; un área de trabajo necesita objetos útiles que al mismo tiempo logren ser atractivos.

Diseño: Bernardo Negrete Studio

Fotografía: Mónica González


El arquitecto Mariano Aguirre nos comparte: "Intenta ubicar tu home office en un espacio ventilado adecuadamente; de es forma, podrás mantener niveles correctos de oxígeno y evitar trabajar con sueño."


ARTÍCULOS RELACIONADOS