ESPACIOS FLEXIBLES

Texto: Fernanda Estrada

La falta de espacio se ha convertido en una oportunidad. Arquitectos e interioristas diseñan estructuras versátiles para que todo quepa, se mueva y se adapte a los cambios y necesidades de sus clientes.

STUDIO WOK

Los arquitectos encargados de este proyecto tenían una meta: condensar la vida de un departamento común, en un estudio de menores dimensiones.

Deseaban que el espacio pudiera adaptarse a las necesidades del cliente conforme a sus actividades del día; la mejor solución a esto fue emplear paredes que pudieran ocultar diversos elementos como la cama, un sillón, el armario, libros y otros artículos, y así poder otorgarle diferentes funcionalidades (comedor, estudio, recámara) a un mismo espacio.


SCENARIO ARCHITECTURE

Al tratarse de un lugar pequeño, el despechado de arquitectura decidió sacarle el mayor partido y, para solucionar problemas de espacio y que el movimiento se viera obstruido y limitado, utilizó una escalera central que divide el plan abierto en cuatro áreas distintas, eliminando la necesidad de pasillos, lo que permite la circulación y el flujo de la luz del día con la escalera central que actúa como una separación sutil entre las áreas dispuestas a su alrededor.

Fotografía: Matthew Clayton

 


TSAI DESIGN

Todo aquello que un joven profesional pudiese necesitar se encuentra en este pequeño espacio cuadrado. A simple vista, podemos observar un sofá ubicado enfrente de una televisión, una mesa de centro, una silla de descanso, e incluso una bicicleta colgada en la parte superior que sirve como decoración y medio de transporte del cliente.

Pero la magia del departamento se encuentra en los detalles escondidos o poco usuales: al rededor de la ventana se instaló un mueble que funciona como librero, closet de almacenamiento, como escritorio (el área a un costado de la tv puede desplegarse) e incluso como un área de lectura a un lado de la ventana.

Fotografía: Tess Kelly


CLAIRO STUDIO

¿Una cocina oculta? Sin duda es una propuesta poco usual, pero la forma en la que se llevó a cabo es extraordinaria. El departamento compartía el área de estar con la cocina, por lo que Clairo Studio optimizó el espacio, a manera de que los elementos fijos (como la estufa, lavabo, vajillas, etc) se ubicaran en la pared ancha, mientras que la alacena se ajusta según las necesidades de la persona. Las repisas de la derecha funcionan para guardar especias, condimentos, aceites y demás, y a su vez, como la puerta que separaría el espacio de la cocina. En cuanto al mueble blanco de lado izquierdo, funciona como alacena, es una puerta corrediza entre este espacio y la recámara; y en su parte posterior almacena la biblioteca personal de los habitantes del departamento.

Fotografía: Ni Rubin Utama


CELIA GREGO

Por último, quisimos incluir el ejemplo de un espacio exterior bien aprovechado. A pesar de no se tan amplio, la diseñadora acomodó el elemento más importante, en su caso un sillón en forma de “L” que servirá como espacio de descanso y relajación, y empleó mobiliario auxiliar de pequeñas dimensiones, como estos pequeños bancos que utilizó como mesas.


ARTÍCULOS RELACIONADOS