5 TIPS AL CREAR UN ESPACIO DE TRABAJO EN CASA

Texto: Fernanda Estrada

Las nuevas tecnologías permiten que muchas profesiones se puedan llevar a cabo desde casa. Esto puede resultar beneficioso en muchas ocasiones, pero también es necesario contar con la disciplina para llevarlo a cabo efectivamente.

1. EL LUGAR IDEAL

El primer reto es buscar un rincón ideal para tu espacio de trabajo, ya que de esta manera será más fácil evitar distracciones y podrás concentrarte al 100% en las actividades a realizar durante tu jornada laboral. Para ayudarte con esto, te dejamos algunas ideas que puedes seguir para crear el ambiente ideal y tener un espacio en armonía y productivo.

Diseño: Widawscy Studio Architektury


2. ES TU ESPACIO, HAZLO ÚNICO

Una gran ventaja al trabajar desde casa es que tienes la libertad creativa para hacer de tu espacio de trabajo un lugar cómodo y adhoc a tus necesidades. ¡Atrévete a elegir piezas únicas y diferentes! Deja volar tu creatividad.

Proyecto arquitectónico: Imativa arquitectos

Interiorismo: Azul celeste


3. LA LUZ LO ES TODO

Pon atención en el área que escogerás para hacer de esta tu espacio de trabajo. Te recomendamos que utilices un espacio que cuente con luz natural; si esto no es posible, siempre podrás recurrir al uso de lámparas, de preferencia colócalas a los lados de la mesa para evitar algún tipo de reflejo.

Arquitectos: AT103


4. PSICOLOGÍA DEL COLOR

Se tiene conocimiento que el uso del color en áreas de trabajo tiene impacto en la productividad, creatividad, calma o entusiasmo de las personas. Por lo que se tiene que ser cuidadoso al momento de elegir la paleta de colores que desea emplear. Puedes elegir colores claros o pasteles en las paredes para crear un ambiente relajado, y si eres amante de colores vibrantes y energéticos, como el naranja o el rojo, te recomendamos que los dejes para el mobiliario o accesorios.

Diseño: Ippolito Fleitz Group 


5. MUEBLES; TU MEJOR ALIADO O PEOR ENEMIGO

Ten en mente el espacio con el que cuentas a la hora de elegir que muebles usarás. De nada sirve tener un escritorio de grandes dimensiones si resultará un dolor de cabeza al momento de desplazarte o realizar tus tareas. Si tu espacio es reducido elige escritorios plegables, esquineros o incluso puedes utilizar una repisa con este fin.

Diseño: David Dana


ARTÍCULOS RELACIONADOS