UN ESTUDIO A LA MEDIDA

Para proyectar un estudio confortable, se debe conseguir un equipamiento básico que se ajuste a las necesidades del propietario y, al mismo tiempo, ser un área flexible si comparte espacio con otra zona de la casa.

¿Cómo conseguir una zona de estudio en la que todos estén a gusto? Igual que si se tratara de cualquier parte de la casa: buscando que sea a la medida de sus ocupantes.

Diseño: Azul Celeste


Son muchas las variantes, pero se resumen en dos opciones: una es cuando destinamos una habitación exclusivamente para estudio y otra buscar integrar un rincón de estudio en un espacio de usos múltiples. Lo último es crear estudios confortables, abiertos y muy flexibles, que nos permitan trabajar y estudiar en familia. Proyectar salas mul- tiusos en las que se fomente el diálogo y la convivencia entre todos los miembros de la casa o de la oficina.

Las sillas de un estudio deben ser muy cómodas y ergonómicas para mantener una postura correcta. Las sillas no tienen que ser iguales, pero sí conservar una armonía decorativa en el conjunto.

El librero permite organizar bien el espacio, además de que otorga identidad al estudio. Como referencia, las repisas deben tener unos 3 cm de grosor y el fondo de 30 a 35 cm. Si son de madera, el largo que no sobrepase 1 m para evitar que se pandeen. En cuanto a la altura, conviene crear espacios de varias medidas para almacenar libros de distintos formatos. Cualquiera que sea su material y diseño, hay que tener en cuenta varios aspectos estéticos: el librero en tono muy oscuro resta luminosidad, así como los modelos con molduras y ornamentos acumulan más polvo y saturan el espacio.

Diseño: Calleveinte


Diseño: Ploka Chihuahua


Muebles cómodos y flexibles

El equipo básico para una zona de estudio u oficina es, un escritorio o mesa de trabajo, varias sillas, muebles para libros, ya sea libreros o repisas, y una buena iluminación. Para ir en orden comenzamos por “el espacio”. Si la mesa de trabajo va pegada a la pared, se necesita una superficie de unos 6 m2 y puede ser de planta rectangular. Ahora bien, la mesa puede colocarse al centro cuando la medida del cuarto es de cuando menos 9 m2 en una superficie más cuadrada. El tamaño de la mesa se calcula de la siguiente manera: una persona necesita unos 50 cm para sentarse y dejar entre silla y silla unos 30 cm. Si son cuatro los que ocuparan la mesa de trabajo puede tener una superficie de 1.30 m de largo por 80 cm de ancho, aproximadamente. Una mesa desplegable o de extensión permite acoger en momentos puntuales a los compañeros de trabajo; igualmente, una mesa móvil con rueditas que incorporen un sistema de freno puede acomodarse según las necesidades. Muy importante es que el material de la cubierta sea resistente y de fácil limpieza.

Diseño: David Dana


Con mezanine y escalera

El complemento ideal cuando se dispone de una biblioteca de gran altura es una escalera y en este caso se optó por diseñar un pequeño mezanine para facilitar el acceso a los libros que se encuentran en la parte superior. Una idea original y además muy decorativa.

Diseño: Migdal Arquitectos


Soluciones diseñadas a la medida

Una biblioteca personalizada y adaptada al espacio luce fascinante y convierte esta zona en una de las preferidas de la familia. Las estanterías ofrecen una gran capacidad y al estar integradas a las paredes de toda la pieza se visualizan como un todo. La ubicación del mobiliario junto al gran ventanal que da al jardín exterior asegura una vista maravillosa mientras disfrutamos de una buena lectura.

Diseño: Arq. Verónica González


Para la iluminación se deben considerar diferentes tipos. La clave es proyectar puntos de luz individuales. Sobre el escritorio o mesa, una lámpara que cuelgue del techo o con brazo articulado es ideal para iluminar puntualmente el área de trabajo. Igualmente, una iluminación general distribuida en todo el perímetro de la pieza consigue proyectar una luz suave y homogénea para evitar los contrastes de luz y sombra. Y para lograr un ambiente cálido, basta con incluir luces integradas al mobiliario y libreros. Esta zona de trabajo requiere contar con múltiples enchufes distribuidos en toda el área; por lo tanto, se deben planificar de antemano los lugares donde se conectará computadora, impresora y demás accesorios para evitar cables cruzados y enredados.

Diseño de interiores: Arq. Ana Paula Sánchez/ Ambientes DA


Diseño: Francisco de la Vega


Diseño: KM Interiores


ARTÍCULOS RELACIONADOS