5 RECIBIDORES DE ENSUEÑO

Que tu recibidor no pase desapercibido al llegar tus visitas, por el contrario, dales una primera impresión que nunca olviden, que los haga sentir bienvenidos y ¡que comience el disfrute!

La credanza es el mueble básico de un recibidor, pues por su esbeltez no implica un estorbo sino una linda pieza de especial selección para marcar el estilo de tu hogar y que puedes acompañar con diferentes complementos. 

 


Una pintura, una pieza de arte, un espejo... o dos, un florero, una escultura, porta retratos, alguna artesanía o recuerdo de viaje... sin saturar, sólo lo esencial para crear un ambiente de hogar.

 

 


La pared que recibe puede tener un color diferente, o integrarle textura… ¡atrévete! La madera es un elemento natural que brinda elegancia, suavidad, calidez, otro recurso, es un papel tapiz, que tiene menos complicación de aplicar y no resta espacio.

 


Si el tamaño del espacio lo permite, aprovecha a crear un lugar de descanso o de lectura, de agradable espera y ofrece un buen libro y la silleta ideal para sentarse a hojearlo, las flores que emiten agradable aroma. Se un buen anfitrión.

 


La celosía de este recibidor es un elemento que además de embellecer, permite el paso de luz y visuales hacia el paso social.