HACIENDA PEÑA POBRE

Arquitectura: Arq. Rafael Sama

Fotografía: Jaime Navarro

hello@haciendapenapobre.com

Instagram: @haciendapenapobre

El lujo y la naturaleza logran un punto de encuentro en Hacienda Peña Pobre, un edificio histórico del siglo XVIII que fue restaurado para convertirse en un hotel acogedor y que busca ofrecer una experiencia inolvidable dentro de la que antes fue la casa de Martín Cortés, el hijo de Hernán Cortés.

En sus 18 habitaciones converge lo clásico y moderno, así como en el diseño que compone todas las áreas comunes como los jardines, las terrazas y la biblioteca. Esta convergencia ecléctica da como resultado un espacio que transmite calma y tranquilidad dentro de la acelerada vida que existe en la Ciudad de México.

Ubicada en el Bosque de Tlalpan y con una oferta cultural a sus alrededores, hospedarse en Hacienda Peña Pobre es hacer un viaje en el tiempo, pues a pesar de las restauraciones a lo largo de los años, la estructura de la hacienda se ha respetado en cada una de ellas, para así preservar su historia y, a su vez, dar lugar a nuevos momentos en la vida de la ciudad.

Ya sea disfrutar de la naturaleza en donde converge el edificio, visitar la galería u hospedarse por un periodo de tiempo, Hacienda Peña Pobre resulta ser el escape perfecto al bullicio de la ciudad para relajarse en una obra de arte arquitectónica.


ARTÍCULOS RELACIONADOS