MANSIÓN DELFINA

Mansión Delfina es una casona ubicada sobre la prolongación del emblemático Paseo de Montejo. Su construcción se remonta a los años 50 y fue construida al estilo afrancesado que predominaba en dicha avenida de la ciudad de Mérida en esa época.

Actualmente, esta majestuosa casa alberga un exclusivo hotel boutique de ocho habitaciones completamente equipadas con detalles que te hacen disfrutar aún más tu estancia como su menú de almohadas y aromaterapia con suaves esencias, que desde el momento de entrar a tu habitación te transmite un ambiente confortable y de plena relajación.

La planta baja de la casona se conservó en su totalidad y sirvió de modelo para la construcción de la planta alta, a la cual se accede por un amplio cubo de escalera envuelto con una gran celosía que genera maravillosos juegos de sombras a lo largo del día.

Los tradicionales pisos de pasta de la casona se conservaron casi en su totalidad. Adicionalmente, nuevas piezas fueron fabricadas en la ciudad de Mérida para crear originales muros, muebles, mosaicos y tapetes en distintos espacios del inmueble.

Se procuró utilizar materiales de la región como la resina de chukum y la piedra toc que dan un toque natural a las áreas húmedas y que se fusionan con la vegetación y los elementos de herrería, madera, barro y talavera que decoran  los distintos espacios.

El mobiliario es de estilo clásico, complementado con excepcionales piezas antiguas de distintos estilos como amplios roperos y deslumbrantes lámparas colgantes. Además, en las habitaciones se pueden encontrar piezas únicas artesanales realizadas en distintas comunidades, tales como floreros y lámparas de noche esculpidas en cerámica y adornadas con pantallas de fibra de henequén.

Recorrer sus pasillos y lobby, relajarse en su pequeña pero refrescante alberca, disfrutar de una bebida en su terraza bar o degustar algún platillo de su carta en su salón comedor, aunado a la atención y calidez de su personal, te hacen disfrutar al máximo tu estancia. Esto, aunado a todos los servicios y equipamientos dentro de sus habitaciones, propios de un hotel de su altura

Por si fuera poco, el hotel alberga espectaculares muestras de arte de muchos estilos y técnicas diferentes desde óleos, grabados, escultura, fotografía, tanto clásicas como algunas más contemporáneas, y que, en su mayoría, están a la venta al público.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS