HOTEL CHABLÉ RESORT & SPA

Interiores:
Paulina Morán
Arquitecto:
Central de Proyectos SCP + Jorge Bolio Arquitectura+ Jorge Morán
Fotografía:
Eduardo Calvo Santisbón / Iván Cabrera / David Cervera

El rescate y conservación de una antigua hacienda henequenera dio origen a un hotel & spa de lujo, rodeado de la flora y la fauna característica de la Península de Yucatán, pensado para el bienestar, la relajación y tranquilidad de los huéspedes.

Al acceder al complejo nos recibe un impactante diseño de paisaje, que hace remembranza a los cultivos de henequén. La antigua casa del administrador se convirtió en recepción del hotel, impecablemente decorada con elementos tradicionales yucatecos. La casa principal es el eje central de la distribución para accesar a las áreas privadas y la piscina. La casona alberga una cava, la cual fue un semisótano y arcadas inferiores, que alojaban bodegas de granos en las primeras etapas de la hacienda; un bar, una biblioteca, una tienda de recuerdos y un portal de acceso de estilo ecléctico. Para algunos espacios y edificios se restauró el sistema constructivo original; en otros casos, el criterio de intervención contempló conservar y consolidar los espacios en ruinas para evidenciar el paso del tiempo, la acción de la naturaleza y el valor histórico del lugar. Tras el paso de los años de abandono, el espacio estaba afectado por maleza, en ese sentido, se integraron más de 3000 nuevas plantas. En el diseño interior se trabajó con artesanos locales para crear piezas de alta calidad y se integraron técnicas ancestrales mayas para el recubrimiento de muros y pisos, así como para diseñar tratamientos del spa y para construir los ka’anchés, un huerto maya. El hotel cuenta con 38 casitas (suites) y dos villas privadas; cada una de las habitaciones tiene su propia luz natural y una exclusiva mezcla de diseño moderno y estilos arquitectónicos mayas. Están concebidas para la relajación total, con duchas interiores y exteriores, y piscinas privadas.

Una de las partes más importantes de este hotel es el spa diseñado por Jorge Borja, y que está construido alrededor de un cenote natural y privado, con aguas curativas sagradas para los antiguos mayas.

Una de las grandes características de Chablé es su exquisita gastronomía. Dentro del hotel se encuentran dos rincones culinarios, liderados por el reconocido chef Jorge Vallejo: Ixi’im y Ki’ol & Spa Restaurant, los cuales ofrecen comida orgánica, frutas y verduras cosechadas en un huerto y comida local artesanal.