HOTEL MAYUMI

En el centro de la ciudad de Culver, en California, se encuentra Mayumi, una nueva alternativa de hospedaje a largo plazo, diseñada por Shubin Donaldson. Mayumi ofrece lo mejor de dos mundos: un refugio privado y un centro social. Creado para proporcionar una experiencia de vida inigualable, basada en el diseño, la flexibilidad y la comunidad.

La fachada exterior es una capa de yeso blanco abstracto y prístino que envuelve el cuadrado casi perfecto del patio, que actúa como una capa protectora para los habitantes del edificio. En el segundo piso, el caparazón se acentúa por el ritmo continuo de las aletas de acero verticales blancas, por lo que la percepción del edificio parece cambiar: la profundidad de las aletas crea una perspectiva constantemente nueva a medida que avanzas por la fachada. Además, estas aletas permiten el juego de la luz en el día, mientras se transforman en bandas verticales brillantes iluminadas por LED en la noche. En la entrada se revela la calidez del patio y la vida en el interior.

Adyacente a la entrada se encuentra una estructura de dos pisos, que alberga espacios comunes en la planta baja y microunidades en el segundo piso. La planta baja es toda de vidrio, lo que permite vistas hacia el interior a través de una pantalla de protección. El patio interior tiene una envoltura de circulación continua pintada de verde brillante, acentuada con la introducción de estructuras de acero verticales fabricadas a medida revestidas con pantallas de metal perforado también en color verde. Estas estructuras permiten que las plantas crezcan y se relacionen con la fachada del patio, al mismo tiempo que ofrecen privacidad en cada entrada de la microunidad.

Las 35 habitaciones o microunidades están equipadas con televisor de pantalla plana, un baño tipo suite y muebles personalizados. Juntos, las habitaciones y el patio, forman un espacio común que crea una atmósfera interactiva y lúdica, atrayendo un nuevo sentido de comunidad entre los habitantes. El salón y la gran cocina abierta se encuentran en el interior, y se conectan directamente al patio a través de grandes puertas corredizas, donde una fogata, rincones para sentarse y lugares sombreados bajo el sol permiten una verdadera vida interior y exterior en el sur de California.