MÁS DISEÑO EN MENOS METROS

Texto: Henry Ponce

Imágenes: Cortesía de H.Ponce Arquitectos

La necesidad de redensificar se ha vuelto un tema importante en las grandes ciudades y en las que se encuentran en desarrollo. Es por ello que existe la necesidad de pensar de manera creativa para lograr propuestas, donde el usuario logre obtener espacios, no sólo funcionales, sino que también logren satisfacer el aspecto estético y de calidad ambiental.

Lamentablemente, la comercialización de los espacios reducidos en desarrollos inmobiliarios dejan aspectos sin resolver, y pareciera que el buen diseño esté peleado con un proyecto rentable; es por ello que los arquitectos y diseñadores debemos tener la responsabilidad de promover mejores diseños que consigan mejorar la calidad de vida.

La buena noticia es “el tamaño no importa”. Partiendo de este criterio, las dimensiones son relativas; aquí algunos tips para lograr sacar mayor partido en menos metros cuadrados:


01. Aprender a vivir sin acumular elementos que no necesitamos para vivir; nuestro espacio debe siempre sentirse cómodo y ligero.

02. Definir un concepto fuerte y aplicarlo de forma continua con estrategias lógicas, estableciendo prioridades, dando más metros a los espacios más relevantes. El uso de espacios multifuncionales nos permite aprovechar mejor cada metro del hogar.

03. Reducir la cantidad de mobiliario innecesario evitando así el ruido visual; por el contrario, el uso de pocos elementos, pero de gran escala consiguen el efecto “drama” que ayuda a convertir nuestros espacios en especiales; una buena opción es seleccionar muebles que tengan espacio aire.

04. Mobiliario hecho a la medida que se adapte a las dimensiones disponibles es sin duda la mejor manera de aprovechar cada metro de nuestro espacio.

05. Explotar al máximo las entradas de luz natural y dirigir nuestras visuales al exterior acomodando el mobiliario de manera que nos permita hacer esto. La sensación de amplitud está directamente relacionada con la luz natural; cuanto más ventanas, mucho mejor.

06. No olvidar que nuestro espacio es tridimensional y se vive en metros cúbicos, las dobles alturas son un recurso efectivo para crear la sensación de tener un mayor espacio.

07. Optar por soluciones de espacios libres de muros, pues la liberación de estos sin duda ayuda a que la luz natural llegue a todos los rincones y aumenta el sentido de perspectiva; apoyarse en muebles bajos que funcionen como separadores de ambientes, de esta manera se logra un espacio zonificado.

08. Al igual que la luz natural, la iluminación artificial tiene un papel fundamental en la percepción de las dimensiones de un espacio. Lo ideal es hacer un planteamiento que acentúe la volumetría de un espacio, las luces que se proyectan desde el techo elevan la mirada hacia arriba, lo que proporciona sensación de altura.

En cuanto a las lámparas, lo mejor es olvidarse de los modelos de pie y apostar por spots de plafón, arbotantes y luminarias de sobremesa.

09. El color nos puede ayudar a multiplicar el efecto de la luz natural. En primer lugar, obviamente, el blanco, seguido de tonos neutros como cremas, tostados, grises o beige.

10. El uso de espejos es un viejo truco que nos ayuda a multiplicar nuestros espacios; puedes utilizar grandes formatos, incluso tapizar muros completos de este material.


Al final, los diseñadores debemos concluir en la idea de que no hay espacio pequeño, sino sólo desorganizado. Existen estrategias para lograr espacios dinámicos y llenos de sorpresas que no van ligadas a la escala ni a la economía de el proyecto. Un buen diseño debe siempre considerar estos recursos, los cuales ofrecerán carácter e identidad a un espacio que, por naturaleza, el ser humano aspira en hacerlos suyos.


ARTÍCULOS RELACIONADOS