SOFÁ DE PIEL

Texto: Elba Alcocer

Foto superior: Cibrian Arquitectos

El sofá de piel es una pieza que siempre se ha considerado de lujo, pues aporta estilo y un aire distinguido al área donde se ubique; se puede elegir para la sala, el estudio o alguna habitación.

TIPOS DE PIEL

Existen los sofás de piel genuina, que conservan todas sus cualidades de suavidad y resistencia; son mas flexibles, transpiran mas y tienen una apariencia mas natural, pero que también son mas costosos y mas delicados, porque tienen menos tratamiento y, por lo mismo, son más propensos a rozaduras. Existen pieles con mayor tratamiento, con la finalidad de igualar la superficie, ya sea en color o textura; de apariencia mas homogénea y que son mas resistentes al uso diario, aunque son menos suaves y flexibles, pero también, dependiendo del tipo de tratamiento que se le de y de la calidad de la piel será su costo, ya que esta puede provenir de diversas fuentes. Es decir, el rango de precios aunque menor puede ser muy amplio dentro de esta categoría, aun sin ser piel genuina.

Diseño: Sobrado Ugalde

 


CUIDADOS

Por lo general, los sofás de piel son mas adecuados para lugares con climas templados o fríos, ya que el calor no es un buen aliado para este tipo de mueble, además de que en climas calurosos, los sofás de piel pueden llegar a ser un poco incomodos al tacto a menos que se emplee aire acondicionado la mayor parte del tiempo donde se va a colocar. No se deben exponer al calor y menos a los rayos del sol que pudieran entrar por una ventana; se deben aspirar con frecuencia para retirar el polvo y limpiarse con un trapo humedecido con agua purificada o con algún producto especial para sofás de piel.

Diseño: Línea Vertical


USOS

Se pueden colocar en una sala dos sofás de piel de gran tamaño, que por si solos aportaron mucha personalidad al espacio; otra opción es ubicarlos como lo podemos apreciar en la imagen de abajo: varios módulos que juntos formen una gran U, o elegir la famosa forma L muy cómoda e ideal para un uso mas informal y relajado; otra alternativa es colocar sofás de tela junto a un hermoso sofá de piel como el Leather Equestrian negro, una combinación muy acertada que hace resaltar la belleza de tu sofá de piel; también se puede ubicar un sofá mas ligero en un pasillo o en una salita dentro de una habitación.

Los tonos pueden variar, pero por lo general son neutros, ya que estamos hablando de un producto natural; es por eso que los colores café, beige, negro, blanco y gris son los mas comunes en sofás de piel de buena calidad, pues existen otros productos que imitan la piel, los cuales emplean otros tonos mas llamativos, pero no son de piel o al menos no genuina.

Diseño: GLR Arquitectos


ARTÍCULOS RELACIONADOS