LÁMPARAS DE PIE

Es sin duda un elemento indispensable en nuestro hogar, existen ciertas áreas que no se pueden librar de este maravilloso objeto, como el rincón de lectura de una habitación. Son aliadas perfectas en la sala, e incluso en el comedor, sus formas son más que variadas y los materiales que se emplean para su fabricación van de la A a la Z. Existen diseños realmente esculturales que cambiarán totalmente el look de un espacio.

Su lado brillante

La lámpara de pie tienen muchas ventajas, la mayoría son de fácil manejo, a menos que sea una lámpara muy grande y con un diseño muy especial, estas suelen ser muy manejables y no requieren de ninguna instalación especial, solo necesitas conectarla a la corriente y listo, también podemos decir que es muy simple encontrar la lámpara perfecta para cada ambiente, su gran diversidad en modelos y materiales hace muy fácil la tarea de colocar en ese espacio especial una lámpara de pie que quede como anillo al dedo y otra ventaja es que pueden crear gracias a su luz cálida y puntual, un ambiente acogedor muy diferente a la que crea un foco general o incluso una lámpara de techo.

Diseño: Elias Rizo


Ilumíname

Las lámparas de pie pueden tener varios tipos de iluminación, como son: la puntual, es decir es una luz más directa cuyo fin es para realizar algún tipo de actividad, como leer, costurar, etc. En cambio la luz ambiental, como su nombre lo indica, es una luz que sirve más para crear ambientes acogedores, es una luz que te permite ver, más no trabajar, leer o hacer alguna tarea puntual. Y por último existe la iluminación general, esto no es muy común en las lámparas de pie, pero existen algunos modelos que lo logran, gracias al sistema de dimmer que a su máxima potencia crean una iluminación pareja en toda la estancia.

Lámparas de Simone de Delightfull

 


Diseño: Trendo


Diseño: Elias Rizo


Para estar de pie

Como comentamos anteriormente, la gama de materiales y diseños es muy amplia, existen lámparas más delicadas, cuya finalidad es más decorativa y otras de materiales más resistentes cuyo fin esta más enfocado al trabajo y uso rudo con diseños son más sencillos, sin embargo existen otras que combinan ambas diseño y resistencia, lo importante es que definas el uso de la lámpara de pie que vas a elegir. Puede que sea para lectura, entonces debes buscar una que tenga una luz muy dirigida, que sea una luz lo suficientemente buena para que sea útil y que el diseño vaya acorde con el entorno, pero sin sacrificar funcionalidad. Y si por el contrario la requieres solo para crear un ambiente agradable, pues ahí tienes que fijarte mucho en su diseño y que aporte belleza y originalidad al espacio.

Hotel flor de mayo de Design Hotels


Diseño: Chris Dyson Architects


Diseño: Salinas Lashera


No metas la pata

La lámpara de pie, puede tener una, dos o varias patas, es importante que tomes en cuenta la base que la sostiene, al momento de adquirir una, tienes que pensar en donde la vas a colocar y sí en ese lugar hay espacio suficiente para colocar esa lámpara que te gusto pero que tiene tres patas en forma de tripie, si el espacio es amplio, no tendrás problema, pero si es reducido, deberás elegir una lámpara con un solo pie y si termina en un circulo, que su diámetro sea pequeño. Porque a veces aunque sean muy delgadas por arriba, su base es muy grande, tómalo en cuenta para no meter la pata y cuando llegues a tu casa u oficina, esa nueva adquisición te de la satisfacción que esperabas.

Diseño: Taller David Dana


ARTÍCULOS RELACIONADOS