ANTES Y DESPUÉS: DE ESPACIOS SIN VIDA A UN CÁLIDO HOGAR

Interiores:
Ambientes DA

El acabado de los interiores de una vivienda puede hacer una gran diferencia en el aspecto visual del lugar.

Este proyecto ubicado en la ciudad de Mérida permanecía con sus acabados originales, y contaba con mobiliario en buenas condiciones. En un principio, el cliente había considerado realizar una remodelación total del espacio, pero el equipo encargado del diseño se percató que la apariencia pesada y vieja de la vivienda era causado principalmente por el estado de los interiores.


Al principio, la sala y el comedor se encontraban divididos por puertas de aluminio, que daban un aspecto poco agradable. En la remodelación se evitó separar espacios, y se buscó unir de manera funcional y armoniosa, estos dos junto con la sala, apoyándose únicamente de un muro divisorio en donde se colocaría una tv.


En toda la vivienda, se renovaron acabados en pisos, muros y plafones; las escaleras se forraron con márbol travertino para darle un aire de sofisticación. En cuanto a la iluminación, se aumentaron puntos de luz que ayudaran a destacar elementos decorativos como los espejos y los cuadros.


La mayoría de los muebles se conservaron, ya que estos no los causantes del mal aspecto del lugar, y se mantenían en buenas condiciones. Como algo extra, se añadieron algunos artículos complementarios como plantas, cuadros, espejos,  y muebles como la bufetera y las mesitas auxiliares.

 

 


Por último, la paleta de colores que se utilizó fueron colores suaves y cálidos, lo que le da un aspecto de pulcritud y otorga una iluminación uniforme a la zona. También se recurrió a utilizar papel tapiz en algunos muros, que da un toque elegante y diferente para romper con el esquema de colores planos.