LÁMPARAS COLGANTES DE ACENTO

La iluminación juega un papel importantísimo en la arquitectura, además de la función obvia, los diferentes tipos de luz y la manera en que ésta se transmite, genera tres categorías de uso: la general, la de trabajo y la de acento. En esta ocasión, literalmente nos enfocaremos en las lámparas colgantes y su uso.

El espacio del hogar donde se va a colgar define en gran parte el tamaño y aspecto de la lámpara. Si hablamos de zonas como el vestíbulo, la sala o el comedor, podemos considerar lámparas elegantes, ya sea de cristal, cobre, de artista o artesanal… Que con la emisión de luz cálida y general, ilumina el ambiente de una manera sutil y elegante.

Lámpara colgante: Luminica Iluminación


En habitaciones es muy vistoso y práctico colgar las lámparas sobre las mesas de noche; de esta forma, queda libre la superficie de éstas para colocar libros, bandejas, el reloj u otros objetos que necesites tener a la mano.

Diseño de KM Interiores


En zonas de paso no son muy recomendables, a menos que se trate de un pasillo con el techo lo suficientemente alto y entonces puedes crear una secuencia de lámparas colgantes para lograr un ambiente muy acogedor, en vez del típico pasillo frío y sin encanto.

Francisco Elias 


Para exteriores como, por ejemplo, sobre la barra del bar, o en la terraza, aprovecha que ya cuentas con algo de luz general y selecciona algunas que creen efectos de luz y sombra; son muy románticas y provocan una sensación de descanso muy agradable. 

Diseño de Francisco de la Vega


Afortunadamente, por estilos, tamaños, diseños, materiales, colores y tipo y cantidad de luz no paramos; existen miles de opciones; escoge la tuya y embellece tu hogar.