INSPIRADAS POR LOLA

Texto: Mariela Palma

Viajamos a la primera mitad del siglo XX para conocer a una estupenda fotógrafa que enmarco el arte y la historia de México.

Dolores Martínez de Anda, mejor conocida como Lola Álvarez Bravo, nació en Lagos de Moreno, Jalisco.

Al casarse con Manuel Álvarez Bravo ambos se fueron a vivir a Oaxaca, donde Dolores aprendió a fotografiar y revelar ya que Manuel se dedicaba a ello.

La carrera de Dolores comenzó en los años treinta trabajando para la revista El maestro rural, y posteriormente comenzó a participar en diferentes exposiciones.


A Álvarez Bravo se le reconoce como la primera fotógrafa mexicana. Se desarrolló como reportera gráfica, y se inspiró del trabajo de Edward Weston y Tina Modotti.

Es una mujer que que gran parte de su vida se dedicó a la fotografía y a retratar el renacimiento artístico post revolucionario con grandes personajes como Frida Kahlo, Tina Modotti, Diego Rivera, Carlos Fuentes, entre muchos otros. Documentó la vida de México en el siglo XX, con cierto dramatismo registró gran parte de la vida urbana y rural del país.

Uno de sus trabajos más famosos fue la serie de fotografías que le realizó a Frida Kahlo, a la exposición se le llamó “Frida y su mundo”.


A lo largo de su vida recibió múltiples distinciones y premios, al igual que su trabajo se expuso tanto en México como en Estados Unidos.

Lola Álvarez es una mujer reconocida en el mundo artístico, un personaje que recordaremos eternamente gracias a que por medio de su lente conocemos un espacio más íntimo de nuestro país.

Falleció a los noventa años de edad el 31 de julio de 1993 en la Ciudad de México.


ARTÍCULOS RELACIONADOS