AUGUSTO QUIJANO

Desde los 11 años le gustó la idea de poder construir casas, aunque al principio quería ser Ingeniero Civil.

Después de estudiar Arquitectura en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, regresó a Mérida y se encontró con un lugar donde prácticamente el arquitecto era un artículo de lujo y actuaba de manera limitada. Los proyectos no se pagaban y había que dedicarse a la construcción.

“Mi primer trabajo fue una casa para un amigo de mi papá; fue proyecto y obra, y aprendí que para ser arquitecto primero hay que construir, ver lo que implica cada cosa que uno piensa y todo el esfuerzo colaborativo que existe, desde los albañiles y técnicos hasta los proveedores”, comenta el Arqto. Quijano.

Con el paso del tiempo su percepción por la arquitectura ha ido cambiando. Para él, los espacios, el interior, son más importantes que las formas. La fluidez, su relación espacial, las transiciones entre interior y exterior, son factores que lo han hecho entender la arquitectura más de adentro hacia afuera, que de afuera hacia adentro.

“Si queremos tener una fluidez espacial porque afuera está el mar y queremos tener la apertura a él, los acabados y la selección de materiales deben propiciar eso, aunque sea muy agradable un piedra rústica, si ésta no propicia o va en contra de esa fluidez espacial, no debe ir. Esto es en pensamiento de los materiales tangibles, pero hay para mí algo más importante que son los materiales intangibles, por llamarlos de algún modo. Estos son la luz (natural, desde luego) y las visuales. Son materiales con lo que normalmente trabajo. Visuales desde y hacia ciertos puntos, calidades de luz diferentes dependiendo del uso de los espacios: luz diáfana, luz difusa, luz penumbrosa, acentos, señales”, señaló.

Cada proyecto que ha realizado aporta algo en el desarrollo de sus ideas. “El arquitecto debe ver su obra como una sola, desde la primera hasta la última; sin embargo, realizar casas es muy agradable por el trato que se genera con el cliente y con los empleados que participan, pero es mucho más difícil de realizar que un gran edificio. Hemos trabajado todos los géneros y todas las escalas. Un arquitecto es un especialista de los espacios, sea cual fuese el género.”

A lo largo de su trayectoria ha obtenido varios premios como el Precast and Prestressed Concrete Institute de Chicago y medallas de Oro en las Bienales de Arquitectura Mexicana.

CONOCIENDO A AUGUSTO

Pasión: El planteamiento, cómo entrarle al proyecto, al terreno; la idea generadora, producir el partido

Pieza de diseño: Silla Barcelona

No puedes salir de casa sin: Reloj

Libro: El Principito

Música: Jazz

¿Colecciona algo?: Portaminas gordos, libros de arquitectura, etc

¿Qué es lo primero que haces cuando empieza a diseñar?: Me preparo un café y selecciono un lápiz bueno

Papel o computadora: Papel

Anécdota: En mi primera casa, cuando el cliente me dijo que si debía tirar un muro porque salió mal o porque no quedaba bien en el proyecto, lo hiciera, porque no iba a vivir con mis errores. Cuando le pregunté cómo quería su casa, me contestó: "¡No sé, tú estudiaste arquitectura; yo no …!".