FERNANDO ROMERO

Originario de San Ángel en la Ciudad de México, Fernando busca reflejar la cultura contemporánea a través de sus obras arquitectónicas

Estudió la carrera de Arquitectura en la Universidad Iberoamericana. Después de terminar su formación superior decidió mudarse a Europa, donde trabajó con Jean Nouvel, en París; posteriormente, se mudó a Rotterdam y comenzó a colaborar con Rem Koolhass, en OMA, y fue en Holanda donde descubrió el poder de diseñar y crear algo nuevo.

Al regresar a México fundó la firma FR-EE/Fernando Romero Enterprise, donde busca traducir el momento y la cultura contemporánea a través de su arquitectura, con el estado de los materiales, artes y tecnologías, apoyado por la investigación exhaustiva y completa, y la colaboración con otras disciplinas.

Ha impartido clases en la Universidad de Columbia y es miembro del Colegio de Arquitectos de México. Entre sus obras destacan el Museo Soumaya, el Centro de Convenciones de Los Cabos y la Plaza Mariana. Por igual, ha sido acrededor de numerosos premios, incluyendo la Beca de Honor del American Institute of Architects (AIA), el Premio de la Bauhaus y el Premio de la Sociedad Mexicana de Arquitectos.

CONOCIENDO A FERNANDO

Paleta de color: Creo que la decisión en cada proyecto debe tener un proceso racional detrás que lo sustente... Me interesa el color sólo desde esta perspectiva, no como un cosmético.

Pasión: La definición de su DNA, la creación del concepto que definirá su identidad...

Pieza de diseño favorita: Cualquier planta.

¿No puedes salir de casa sin?: Meditar por las mañanas.

Gadget: Un lápiz o pluma Bic.

Libro: Poemas de Constantino Cavafis.

Música: Ambient electrónico, música meditativa y luego música electrónica con más pulso. El otro día estuve escuchando Ambient Works 85-92 por Aphex Twin. Y más recientemente, hip hop.

Colecciones: Llevo años coleccionando diseño en todas sus categorías. Por eso fundamos Archivo Diseño y Arquitectura en la Ciudad de México, junto a la Casa Estudio Barragán. Un espacio dedicado a promover el valor del diseño, donde hacemos exposiciones temáticas.

¿Qué es lo primero que haces cuando empiezas  a diseñar?: 

Muchas preguntas… Luego, muchas posibles soluciones para compararlas, ver las ventajas y desventajas de cada una. Es un proceso selectivo después de un proceso de creación casi eufórico. Siempre es emocionante iniciar los proyectos y hacer una cuidadosa investigación de las fuerzas que lo pueden definir: el lugar, la gente, el programa, las restricciones y la visión que tiene el cliente son algunas de las fuerzas que traducimos cuando estamos gestando el concepto del proyecto.

Generalmente, suelo trabajar con música, aislado, en un proceso muy interior buscando la esencia de las ideas que puedan concentrar las partes que me interesan de cada proyecto. Posteriormente, abro un diálogo con los equipos donde muestro alternativas a desarrollar, con sus distintas posibilidades y variables. Me reúno con ellos constantemente viendo su evolución y juntos vamos encontrando las virtudes de las mejores soluciones, hasta encontrar los argumentos más sólidos y racionales para solucionar un proyecto.

Papel o computadora: Todo inicia en los movimientos de la mano que traducen las ideas de la mente en ese proceso que es diseñar. Después con el equipo se desarrollan las ideas en maquetas y con ordenadores.

App favorita: Instagram y Spotify.