Taller Estilo Arquitectura

Arquitecto:
Víctor Cruz, Atahualpa Hernández y Luis Estrada

Desde 2004, Víctor, Atahualpa y Luis decidieron formar equipo y fundaron taller estilo arquitectura, con el fin de crear espacios para el hombre del siglo XXI.

Los tres trabajan con los recursos económicos y materiales propios de la región, no por moda o modismo, sino por conveniencia y convicción. 

CONOCIENDO A VÍCTOR, ATAHUALPA Y LUIS

PASIÓN:

V: Hacer arquitectura, ver cómo se materializan los proyectos y viajar.
A: Mi trabajo, viajar y la cocina.
L: Observar la interacción de las personas en los distintos espacios donde se desenvuelven.

PALETA DE COLOR:

V: La paleta que te ofrecen los materiales por sí mismos, pues varía en cada proyecto.
A: Me gustan mucho los colores, no tengo una paleta favorita.
L: La que nos ofrecen los materiales en su presentación natural, las tonalidades de la madera, la gama de las canteras, el colorido de la tierra o la sutileza del color que el agregado imprime en el concreto.

PIEZA DE DISEÑO:

V: Silla Barcelona, de Mies van der Rohe, y las esculturas de Richard Serra.
A: Silla Barcelona y el “Guernica” de Pablo Picasso.
L: El bloque de Lego que me permitió construir lo que mi imaginación de niño quería.

¿QUÉ ES LO PRIMERO QUE HACEN CUANDO EMPIEZAN A DISEÑAR?:

V: Por lo general, trabajamos la primera idea en equipo, dependiendo de quién entrevistó al cliente; nos compartimos las necesidades, intereses, gustos personales, etc., de los clientes y realizamos una ronda de propuestas que trabajamos a mano los tres en la misma sesión, para luego evaluar cuál es la mejor y entonces desarrollar el proyecto.

A: Se analizan las necesidades del cliente, se estudia el terreno, revisamos ideas pasadas y estudiamos programas arquitectónicos parecidos al proyecto que estamos iniciando. L: Tomar un café, sacar punta a los lápices y enfrentarme al papel en blanco mientras imagino al usuario interactuando en los espacios.

NO PUEDO SALIR DE MI CASA SIN:

V: Mi celular.
A: Lentes.
L: Celular.

GADGET:

V: No soy de muchos gadgets, quizá lo más cercano es una navaja militar que un cliente me regaló; me obsesiona el diseño de esta pieza en particular.
A: iPod.
L: Bocina bluetooth para oír música.

APP:

V: Instagram.
A: Shazam.
L: Vlclan.

MÚSICA:

V: Casi de todo (no reguetón, no banda y no heavy metal); aún me gusta comprar CD’s y experimentar con música del mundo que aún no conozco.
A: Me gusta todo tipo de música.
L: Pop 80’s.

LIBRO:

V: El que estoy leyendo ahora: “B de Bauhaus” de D. Sudjic. A: “El elogio de la sombra” de HunichiroTanizaki.
L: “Sinuhé el Egipcio” por ser el primero que leí.

¿COLECCIONAN ALGO?:

V:Sacacorchos, copas de cristal.
A: Mates (recipiente para yerba mate).
L: He retomado coleccionar monedas, algo que había iniciado cuando pequeño.

ANÉCDOTA:

V: Al inicio de la oficina detectamos que una nueva posibilidad o un nuevo nicho empezaban a surgir y no
estaba atendido; era la época de las primeras casas del Centro Histórico remodeladas para extranjeros. Los fines de semana que teníamos libres para dedicarle tiempo a nuestro proyecto de oficina imprimimos postales con la única obra construida en ese entonces mostrando la mejor imagen,
y ofrecíamos nuestros servicios; salíamos a “volantear” decíamos qué casa nos gustaría intervenir y dejábamos una postal, con el paso de los años recuperamos varias de esas postales, pues finalmente se dio la oportunidad de trabajar proyectos de intervenciones en varios predios.
L: En la construcción de un proyecto de intervención en
un edificio patrimonial, y teniendo las áreas muy ajustadas, excavando en el sitio donde irían equipos y cisterna nos encontramos con un subnivel que había permaneció sellado, un espacio de alrededor de 9 m2, cuya losa era una bóveda.
Al principio, supuso un problema; sin embargo, tomamos en cuenta los gustos que conocíamos de los clientes y se propuso convertirla en una cava; el resultado fue increíble funcional y formalmente, con ello, aprendimos que en cualquier proyecto u obra puede haber aspectos no contemplados, pero depende del arquitecto convertir algo que aparentemente es una desventaja en un plus para el diseño.