THE ART OF CHAIRING

“Chairs, historia de la silla” de Anatxu Zabalbeascoa.

es.thonet.de

Fotografía: Jasson Rodríguez @diafragmas

Es curioso cómo un elemento esencial para nuestra vida diaria, ha viajado y evolucionado con el paso de los años al igual que nosotros.

En la actualidad, la gran mayoría de las sillas que conocemos son funcionales y cuentan con un nivel de diseño. Para su creación se emplean diferentes tipos de materiales como madera, plástico, acero y hierro, entre otros.

Silletas, sillones, butacas, periqueras o taburetes; todos derivados de la misma raíz, transformándose según las necesidades del espacio, la moda y de los materiales disponibles para su consumo.

Silla de ratán natural bohemio, de 110 x 74 cm; silla redonda de ratán natural, de 80 x 79 cm, de Marbol Casa. “Abluciones y bañistas 17” (2012) de Mauricio Cervantes, técnica esmalte y teselas de hule policromadas sobre madera, de 40 x 53 cm, en Galería Lux Perpetua. “Vela de navegación” de Mauricio Cervantes, técnica estructura metálica con cob, de 90 cm de diámetro y 45 cm de altura, en Galería Lux Perpetua. “Abluciones y bañistas 34” (2012) de Mauricio Cervantes, técnica esmalte y teselas de hule policromadas sobre madera, de 80 x 160 cm, en Galería Lux Perpetua


A lo largo de la historia, diferentes creadores le han entregado a la humanidad diseños innovadores en mobiliario, especialmente sillas, ya que son un elemento imprescindible en cualquier residencia, negocio o espacio al aire libre… Al final, siempre buscamos dónde sentarnos.

Con la industrialización de finales del siglo XIX empezamos a reconocer la silla como un elemento de diseño, y también descubrimos cómo una misma idea puede mirarse de manera diferente.

Taburete Luanda de Dupuis, silleta Toledo de Calleveinte. “Suelos y semillas 2” (2018) de Mauricio Cervantes, técnica esmalte y teselas de hule policromadas sobre madera de 180 x 180 cm, de Galería Lux Perpetua.

 


El inicio de una nueva era comenzó con el diseñador Michael Tunet, quien creó el doblado de la madera maciza, o mejor conocida como la silla de café. Este modelo desmontado era muy práctico de transportar y, por ello, fue posible enviarlo a diferentes partes del mundo; es así como comenzó la producción de muebles en serie y la historia del diseño industrial.

Silla Palaos de Becara; mesa Octavia, velas y hojas de Calleveinte. “Olas” (2018) de Javier Barrera, técnica cera y óleo/madera de 81 x 122 cm, de Galería Lux Perpetua.

 


Y así comenzaron a llegar grandes personajes al mundo del diseño como el holandés Gerrit Rietveld, el arquitecto Ludwig Mies van der RoheMarcel Brehuer y Le Corbusier, entre muchos otros artistas, hasta llegar a los creadores más recientes como Philippe StarckZaha HadidPatricia Urquiola o Karim Rashid.

Silla Sarajevo y taburete Luanda, de Becara; silleta Toledo de Calleveinte. “K’antsak” (2018) de Mauricio Cervantes, técnica esmalte y teselas de hule policromadas sobre madera de 80 x 106 cm, de Galería Lux Perpetua.

 


El talento para crear mobiliario de autor es verdaderamente fascinante, gracias a su espléndido trabajo se ha modificado la manera de vivir los ambientes donde convivimos. Reconocer la belleza de lo cotidiano como, por ejemplo, de las sillas, es una manera de apreciar el arte que nos rodea día con día.

 

Taburetes Lucio de Calleveinte; sillón verde de terciopelo, de Liverpool. Baldosas hidráulicas tratadas con agentes oxidantes, óxidos metálicos y óleo (2019) de 30 x 30 cm, de Mauricio Cervantes, de Galería Lux Perpetua.


ARTÍCULOS RELACIONADOS