UN ICONO BUSCA RENACER

 


Después del devastador incendio del pasado 15 de abril, la catedral de Notre Dame busca rediseñar lo que algún día fue su fachada monumental.

 

Por este motivo, el gobierno francés comenzó un concurso a nivel internacional para buscar el candidato ideal que será el encargado de llevar a cabo el nuevo diseño, ya que se busca que este adaptado a las técnicas y contextos actuales, en vez de recrear aquella que se perdiera el mes pasado.

Varios arquitectos y despachos han alzado la mano y presentado sus propuestas, buscando rendir homenaje o de tener el honor de que su visión cobre vida en tan emblemático 

 


VINCENT CALLEBAUT

Su proyecto se centra en la ingeniería ecológica, en busca de enaltecer valores como la economía circular, energías renovables, protección de la biodiversidad, belleza y espiritualidad.

Su propuesta respeta la geometría original del ático, el techo cuenta con una inclinación que se estira gradualmente hasta formar una aguja vertical.

Las vidrieras gótico tridimensionales que proponen tendrían la función de ser una capa orgánica que absorba la luz y pueda producir la electricidad, calor y ventilación que la catedral pudiera necesitar. Por último, el proyecto tiene como elemento principal un jardín ideado para crear un espacio de contemplación, belleza, y lo más importante, un espacio para la comunidad donde voluntarios y asociaciones podrán cultivar hortalizas y semillas para los grupos más necesitados de la ciudad.


FUKSAS

Massimiliano y Doriana Fuksas pensaron en un proyecto bajo de línea contemporánea, en el cuál la nueva estructura dialoga perfectamente con la emblemática estructura gótica. El diseño de la aguja consiste en una especie de pináculo de gran altura, simulando al cristal de Baccarat, el cual en conjunto con el techo, se podrá iluminar por las noches, representando un faro de esperanza a todos los parisinos. 

Créditos: © Studio Fuksas


Godart + Roussel

La visión de este despacho es puramente contemporánea. La estructura del techo estaría hecha de acero, con paneles de vidrio alternados con grandes baldosas de cobre. El diseño de las raíces metálicas que se elevan hacia el cielo, como una alegoría del renacimiento de la catedral. Entre sus planes no se encuentra llevar a cabo este diseño, pero quisieron rendir homenaje al monumento y aportar una visión de como es que concideran que debería fucionarse el estilo natural de la Iglesia, con los avances y necesidades actuales.

Créditos: Godart + Roussel Architectes


ARTÍCULOS RELACIONADOS