WEWORK

En el corazón de la colonia Juárez se encuentra el primer edificio de la compañía WeWork. Su ecléctico estilo y revitalización fueron el gancho perfecto para establecer la filosofía coworking de WeWork en la Ciudad de México.

Adam Neumann y Miguel McKelvey fueron los fundadores de WeWork en Nueva York, y llega a México para ofrecer una exclusiva experiencia de trabajo colaborativa, diseñada para fomentar la comunicación y el intercambio de ideas, así como proveer a sus miembros de los espacios y servicios que necesitan para idear su vida laboral.

Para crear este proyecto, que cuenta 12 pisos con áreas comunes, oficinas privadas, barras de café y terrazas, se colaboró con un equipo de creativos y artistas locales, para construir una atmósfera fresca e íntima que evoca, en cada espacio, el espíritu del diseño mexicano. Los colaboradores se inspiraron en la arquitectura de la Juárez, representativa por sus fachadas de azulejos, los graffitis y el concreto expuesto. La meta fue transformar el nuevo edificio con arte, mobiliario y accesorios que reflejan la esencia de esta popular colonia.

En el lobby principal, los artistas Smithe y Seher One plasmaron su estilo surrealista en un mural que mezcla la personalidad artística de ambos con calaveras multicolor, ojos fisgones y rosas estilizadas. El edificio responde a diferentes temáticas pensadas especialmente para México. El diseño general destaca por obras tejidas del taller textil
Dos Coyotes, artículos de barro negro del colectivo Oaxifornia, y tapetes artesanales de Biyuu, así como excéntricos modelos en papel tapiz.

Además de formar una alianza con artistas y asociaciones locales, como en la colonia Juárez, WeWork espera impulsar el diseño en cada una de sus locaciones a través de la tecnología. Por esto, cuenta con equipos de investigación que desarrollan ambientes modernos y funcionales, que brindan una experiencia única para sus miembros.