COCINAS NEUTRAS Y CON DOSIS DE COLOR

En la elección de colores para cocina hay muchas varientes y hermosas combinaciones con paletas cromáticas audaces y otras más conservadoras, pero todas con el mismo resultado: lucen espectaculares.

EL SOFISTICADO NEGRO

El color negro se relaciona con la elegancia y sofisticación; es un color perfecto para casas de lujo con espacios muy amplios y también para casas minimalistas. El negro, al ser un color oscuro, tiende a empequeñecer, por lo que es necesario que la cocina sea lo suficientemente grande y de preferencia que los techos sean elevados. La combinación en blanco y negro en el mobiliario o negro y madera clara crea un acierto decorativo sumamente favorecedor. Ahora bien, si la cocina no tiene dimensiones adecuadas, pero nos gusta la elegancia que imprime el negro, se sugiere emplear este tono únicamente en una pared y contrastar con otra en blanco. También luce muy bien en las gavetas y cajones inferiores dejando las superiores en un tono claro.    


UNA COCINA ABIERTA Y COMPARTIDA.

Una cocina que se presenta compartida y abierta a otros espacios de unacasa, debe mantener el mismo estilo decorativo con las demás piezas con las que comparte visual. Un ambiente que incluye tonos neutros nos ofrece la posibilidad de fundir la cocina con las demás áreas sin perder identidad. En la imagen, la cocina cuenta con encimera en color blanco, mobiliario en madera clara y un lateral con electrodomésticos empotrados en acero. Al ser un departamento de líneas modernas, la cocina consigue verse como parte de un todo y son las bancas negras el acento decorativo junto a las sillas del mismo color en el comedor.  


CUBIERTAS BLANCAS

Hablar de una cocina con cubierta blanca nos inclina de inmediato a pensar en higiene y orden. Es un color que desprende pulcritud y es fácilmente combinable con todo tipo de materiales. Ya sea en el mobiliario, piso y paredes o en los accesorios, el diseño suele crear una visual muy agradable haciendo que el espacio luzca amplio y fluido. El blanco tiene la virtud de ser la opción que permite más combinaciones y que además con el paso del tiempo siga vigente.


LOS ELEGANTES GRISES

Los grises y sus variantes son de los tonos neutros más utilizados y versátiles, ya que es muy fácil de combinar e integrar a casi cualquier tipo de diseño. Brinda elegancia y gran atractivo visual, y es empleado tanto en cocinas contemporáneas como en las modernas y minimalistas. El gris es un color que se integra a la perfección con los acabados en acero inoxidable de los electrodomésticos y se fusiona bien con, las jaladeras y anaqueles que incluyen un toque de acero. 


COCINAS CON UNA DOSIS DE COLOR

Cuando toda la cocina se impregna de colores neutros, en ocasiones nos lleva a querer incluir una pequeña dosis de color. El rojo crea una composición interesante junto con las tonalidades grises y negras. Siempre tendremos la opción de dejar que los detalles hagan la diferencia y ya sea los accesorios, las sillas o un espacio pequeño en la pared, serán los encargados de dar pinceladas de color. 


LA CALIDEZ DEL BEIGE

Los tonos claros como el beige desprenden una ambientación muy cálida y acogedora. Es un color bienvenido que le da un carácter elegante y distinguido a la cocina. En los recubrimientos de paredes y cubiertas, tal como resinas, cuarzo o granito, emplear un tono claro dentro de la gama del arena o crema resulta muy favorecedor. Al mismo tiempo, el beige se adapta a la perfección con mobiliario nogal o wengué.