Inicio · Nuestras Casas · Confort y sensibilidad

Confort y sensibilidad

En este proyecto, los nuevos propietarios deseaban renovar el espacio con una reforma integral de interiorismo y decoración, para conseguir un espacio homogéneo e íntegro, luminoso y con capacidad de transformación con la combinación de diversos elementos.

Cuando el equipo de Meritxell Ribé-The Room Studio llegó a esta vivienda ubicada al lado del Turó Park, en la zona alta de Barcelona, se encontró con una petición clara.
Se basaba en la realización de un proyecto completo que contemplara las siguientes necesidades: la generación de un espacio íntegro con sugerentes sorpresas visuales e iluminación muy estudiada. Y es que la segmentación de la vivienda la hacía oscura y muy cerrada, por lo que se decidió abrir al máximo creando espacios comunes más funcionales, además de ganar luminosidad.

La reforma integral comienza por redistribuir los espacios. Antes de la intervención, salón, comedor y cocina se encontraban separados por tabiques. El despacho unió estas tres áreas en una sola estancia, dando lugar a un único ambiente, más continuo y simplificado. La cocina y el comedor se dividen por una pared de cerámica aportando elegancia y conexión a la estancia, que permite la visibilidad continua del espacio y el paso de la luz, dotando a la vivienda de luminosidad y energía, pero dando sentido a las dos zonas que distribuye.

La cocina y el comedor se dividen por una pared de cerámica aportando elegancia y conexión a la estancia, que permite la visibilidad continua del espacio y el paso de la luz.

Volviendo al espacio central, la separación de las tres zonas previas se consiguió mediante una inteligente utilización de los elementos decorativos y al dotar de un gran protagonismo al juego de luces naturales y artificiales. El comedor y el salón se diferencian gracias al despliegue de una alfombra distinta para cada uno de los lugares creando espacios diferentes, pero con continuidad. Incluso se juega con una distinción de materiales, de calidez cromática y lumínica para resaltar el espacio de descanso del salón del comedor como más activo. Los colores vibrantes escogidos para cada uno de los elementos, transmiten esa sensación de confort y sensibilidad buscada.

En la cocina, la gran protagonista es la isla central iluminada con dos lámparas suspendidas, las cuales permiten crear un entorno recogido y acogedor. Los propietarios buscaban que la hora del desayuno fuera un momento de reunión y conversación, por lo que se complementó con dos taburetes continuando la homogeneidad referida con anterioridad.

En la habitación principal se escogió un revestimiento textil que, combinado con otros materiales naturales del mobiliario como la madera, crea una explosión pacífica y relajante. En el baño de la suite se colocaron piezas porcelánicas aportando sobriedad a un espacio íntimo que se contrarresta con la ligereza de las puertas correderas de cristal.

La reforma de interiorismo contempla, además, el uso de domótica en toda la vivienda, dotándola de tecnología y confort diferenciado, de luces que marcan cada uno de los espacios formados.

Así se crean elementos sorprendentes y de descubrimiento en los diferentes lugares de la casa, efectos que se producen gracias a la apertura o clausura de puertas y la diversa posición de los habitantes en el apartamento, que pueden estar visualizando unos u otros ejes de la vivienda.

Además, retirar las barreras y límites espaciales hizo que esta nueva y amplia área social se convierta en el centro de la casa como lugar principal de reuniones familiares y con amigos. Y se crearon dos zonas diferenciadas: una de día, unitaria; y otra de noche, que comprende los dormitorios.

En cuanto a los materiales, Meritxell Ribé–The Room Studio optó por el uso de elementos cálidos y nobles como la madera, colores vivos y tejidos naturales, y mobiliario moderno y actual, para crear una atmósfera muy acogedora y hogareña.

Para la habitación de la niña se optó por materiales llanos y ligeros, permitiendo crear un espacio sólido sin sensación de dureza.

Se colocó papel vinílico en color rosa aportando feminidad y dando ese guiño coqueto a la estancia. El empleo de colores vivos combinado con estampados y texturas diferentes, ha hecho de este espacio una habitación creativa y con energía.

Meritxell Ribé-The Room Studio.
Interiorismo y Decoración: Meritxell Ribé–The Room Studio.
Construcción: The Room Work SL.
Fotografía: Mauricio Fuertes
También te puede interesar
Nuestras Casas
Tributo al paisaje
Nuestras Casas
Un lienzo de contrastes
Nuestras Casas
Antes y después:
Nuestras Casas
De acentos expresivos