CÁLIDA ATMÓSFERA

Arquitectura: PPAA-Pérez Palacios Arquitectos Asociados 

Año: 2018

Área construida: 350m2

Arquitectos a cargo: Pablo Pérez Palacios, Alfonso de la Concha Rojas

Equipo de diseño: Miguel Vargas, Blas Treviño, Jorge Quiroga 

Equipo Construcción: Pérez Palacios Arquitectos Asociados 

Fotografía: Rafel Gamo

Un refugio que se esconde en la hermosa ciudad de San Miguel propone un diseño limpio y colonial que alberga la calidez que uno necesita para su hogar de descanso.

La Quinta es una casa de fin de semana ubicada en San Miguel de Allende, Guanajuato. Después de visitar la locación y considerar los requisitos del programa, se llegó a la conclusión de respetar la identidad propia del lugar, el contexto y la altura de los muros preexistentes de las casas colindantes.

Buscando imitar la identidad de la zona, se optó por recubrir los muros de una pasta color crema.

La distribución en planta baja parte de este concepto, dejando el área social sin barreras hacia el exterior. El patio pasa a complementar el espacio interior brindado visuales hacia el cielo. La casa se concibe como un lugar en donde se reconoce la importancia del espacio no construido, el cual se tradujo en enaltecer las virtudes sensoriales del vacío. Teniendo un esquema que trabajaría al interior del predio y sin tener vistas cercanas del paisaje, se propusieron tres vacíos en forma de patios.

Buscando continuidad en las atmósferas generadas en los espacios públicos, la recámara principal posee una materialidad que evoca calidez y serenidad. Ubicada en planta baja, tiene la virtud de estar en contacto directo con el tercer vacío del proyecto. Este último funge como una extensión del cuarto volviéndolo un espacio privado con diferentes usos; ya sea una terraza para el sosiego, una transición o un espacio de contemplación que hace del cielo el paisaje a apreciar.

Cada uno con diferente carácter y uso Los patios dotan al proyecto de diferentes atmósferas, produciendo diferentes percepciones de escala para el usuario; contrastes mediante el juego de luces/sombras, y espacios de contemplación, silencio y descanso.

La recámara en segundo nivel continúa el discurso. Buscando generar una conexión directa con el exterior, se optó por brindar una terraza para apreciar el contexto circundante. San Miguel resultó ser el marco perfecto para esta residencia que conjuga la limpieza del diseño y la calidez.


ARTÍCULOS RELACIONADOS