TONALIDADES NEUTRAS Y SENCILLAS

Proyecto: The Room Studio / liderado por Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech

Construcción: The Room Work

Fotografías: Mauricio Fuertes

Luminosidad, confort y calidez se dan lugar en este proyecto donde uno de los objetivos principales fue la creación entornos acogedores.

En esta casa de 1000 m2 situada en el Supermaresme en la costa brava, se lleva a cabo un proyecto de Interiorismo y Decoración que se completó con un trabajo de Estilismo. Se obtuvieron áreas amplias y abiertas donde se potenció la luz natural iluminación.

La principal premisa de sus propietarios fue obtener espacios abiertos donde la gran protagonista fuera la luz natural. Se buscó dotar a cada área de un estilo relajado y desenfadado acorde con el entorno. Se potencia el uso de colores neutros empleando una gama cromática muy suave y que transmitiera confort y tranquilidad. Se redistribuyeron de nuevo todos los espacios devolviéndoles su esencia y alma y obteniendo áreas homogéneas y amplias. 

En la zona de día se pueden distinguir cuatros espacios diáfanos y, al mismo tiempo, bien diferenciados. Esta área incluye: el salón, el rincón de lectura, un pequeño comedor y la cocina. La cocina se encontraba cerrada y se abrió al resto del salón, además se le dió una nueva imagen más actualizada. Se incluyó una península como zona de desayuno y se optó por una campana extractora enrasada al techo, manteniendo el espacio limpio y diáfano.

El rincón de lectura se creó especialmente para poder disfrutar frente a la chimenea original de la vivienda, a la que se le realizó una renovación. Todas ellas se conectan de manera visual, se mantiene un diálogo donde no existe ningún elemento que obstaculice la visión. Dicha zona tiene vistas tanto al porche como al resto de la parcela, que podemos encontrar rodeada de naturaleza.

Principalmente se amplió la zona del exterior, donde se obtuvieron dos rincones muy funcionales. Por un lado, encontramos el comedor exterior que puede albergar a un gran número de comensales gracias al banco de obra que se realizó. Además, se abrió la pared posterior para ganar luminosidad y aumentar la visibilidad del resto de la casa. Por otro lado, encontramos una zona de descanso con muebles ligeros y con una paleta de colores que continúan la misma línea que en el interior.

En la zona de noche las habitaciones se diseñaron dotándolas de un estilo contemporáneo, atemporal pero actual. Se colocaron papeles textiles decorativos en las paredes de los cabeceros de las camas siguiendo con las tonalidades del resto de la casa. Se buscó combinar texturas, diferentes tonalidades y algún estampado sencillo

Las habitaciones de los niños se diseñaron entorno a su confort aprovechando y optimizando el espacio lo máximo posible. Se creó un rincón donde pudieran estudiar y se incluyeron camas nido para poder recibir visitas de sus amigos. Los papeles seleccionados para ambos cuartos contienen delicados dibujos geométricos con una estética lisa y colores terrales en diferentes gamas.


ARTÍCULOS RELACIONADOS