ARQUITECTURA INOLVIDABLE

Arquitecto: Saavedra Arquitectos

Ubicación: Avándaro, Valle de Bravo

Año: 2018

Fotografía: Onnis Luque

Los grandes árboles boscosos de Avándaro rodean la hermosa Casa Luzia, un refugio para escapar de la urbe y contemplar la naturaleza desde un espacio arquitectónico inolvidable.

Casa Luzia se diseñó tomando como clave la inclinación del terreno y las dos habitaciones del programa. El volumen rectangular se entierra para después flotar sobre la colina.

Las habitaciones se encuentran en los extremos opuestos de la planta; de esta forma, adquieren autonomía y privacidad, generando una tensión que se resuelve con la apertura total del espacio compartido.

Esta casa multiplica al sujeto y les permite co-habitar en su totalidad el espacio público y encontrar privacidad únicamente en las recámaras. La habitación central es definida por el mobiliario, la chimenea y la barra de la cocina, que son los elementos que insinúan los límites de las áreas interiores.

Existe una suerte esquizofrénica en espejear la arquitectura moderna. Dos espacios de proporciones similares en aristas opuestas, que se ven una en la otra de forma distinta, pero reconociéndose en su par y no en sí mismas. Parece que aunque sean idénticas nunca podrán llegar a ser homogéneas; sometidas al destino de su distancia, crean una fuerza que podría romper el espacio de la arquitectura.

Gran parte de la piel del volumen es de madera tanto en su exterior como en su interior. Lo sostiene una estructura de acero que libera la parte debajo de la casa para dar lugar a una terraza continuando con la topografía y vegetación del terreno. La piel de madera es sustituida por ventanas corredizas en donde la orientación y las vistas así lo requieren. Sobre la estructura descansan dos losas de concreto que corren a lo largo del volumen, y sólo se ven interrumpidas por la doble altura de piedra que resuelve el equilibrio espacial, los contrapesos materiales y la proporción de la casa.


ARTÍCULOS RELACIONADOS