SOFISTICADAMENTE SENCILLO

Diseño: Ofist/Yasemin Arpaç & Sabahattin Emir

Un ático de 180m2 perteneciente a un soltero de 45 años, ubicado en el corazón de Estambul, Turquía, frente a la antigua iglesia armenia Getronagan y la Torre de Gálata, en el fondo.

La ubicación de la casa, así como la personalidad, la forma de vida y las necesidades del cliente fueron los principales parámetros en el diseño de este proyecto. Karakoy siempre había sido el centro del comercio en Estambul y hoy en día el antiguo barrio se ha vuelto cada vez mas hipster y activo con nuevas galerías de arte, boutiques, restaurantes y hoteles. La casa está situada justo en el medio de este ajetreo y el bullicio. Mientras tanto, la personalidad al aire libre del cliente fue primordial a la hora de elegir los materiales y la creación del espacio. Natural, neutral, cómodo, práctico, son las palabras clave para describirlo.

El enfoque estructural de la casa fue abrirla por completo para conseguir más luz y vista. Las pequeñas aberturas de las ventanas anteriores en la fachada frontal se ampliaron y los nuevos marcos de ventanas plegables por todo el ancho del edificio transformaron la sala en un balcón, ya que el apartamento no contaba con este elemento. También se insertó un gran tragaluz rectangular para proporcionar la luz y vista al mezzanine.

El enfoque de diseño de la casa, sin embargo, era “no tener demasiadas ideas”. Se evaluó toda la casa como un todo y un espacio sencillo, ya que su diseño era para el uso de una sola persona, por lo que todos los espacios fueron planeados para estar entrelazados. No había necesidad de dividir el espacio en muchas habitaciones pequeñas; por lo tanto, no se necesitaron diferentes ideas de diseño para las diferentes habitaciones.

Una de las paredes longitudinales se resolvió como almacenamiento. Un sistema muy simple fue diseñado con barras de hierro que suben hasta la segunda planta y que recorren el largo de la casa sin categorizar, tanto en la sala de estar como en la cocina, biblioteca o en el dormitorio. Una barra de acero de 12 mm sale de la pared y se conecta con otra barra de acero de 16 mm creando una red de 60x60cm sobre la superficie de la pared. Varias unidades de la estantería y accesorios se diseñaron para adaptarse a este sistema. El usuario puede organizar y utilizar este sistema de almacenamiento como desee: como una biblioteca, un cobertizo, almacenaje de la cocina o un armario.

La pared longitudinal de enfrente fue diseñada con menor un movimiento, con el de crear un lado sereno cubierto con piedra natural en varios tamaños. Esta pared se inicia en la sala de estar y continúa hasta el final y pasa por el dormitorio.

El piso de la planta baja es de piedra natural 60x60cm en un ángulo irregular para obtener informalidad en el espacio. Solo se sustituyo el piso del dormitorio de invitas con madera.

A lo largo del mezzanine, las superficies fueron cubiertas con un material a base de cemento, sin interrupción, para brindar una agradable sensación cuando se está descalzo.

Además de la practicidad, la calidez que la casa necesitaba se logró a través de un techo continuo de madera de iroko, que se elevan desde la pared hasta el techo, creando también una amplia unidad de asiento en frente de la ventana.

Por último, se creó un bloque escalonado de concreto para formar el mostrador de la cocina enmarcado en una estructura de hierro, y que sirviera de función como una mesa de comedor, terminando con la chimenea, que también permite un asiento adicional alrededor la mesa.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS