UN MAR DE LUCES Y SOMBRAS

Diseño: Workshop, Diseño y Construcción Francisco Bernés Aranda y Fabián Gutiérrez Cetina

Mosaico de pasta: modelo Xoc Bichuy Pepem 20x20cm, de Mosaicos La Peninsular

Mobiliario de madera interior: Artesano MX

Celosía de concreto: modelo C-03, de STRNG

Piso: Strata Grigio mate 50x50cm, de Interceramic

Arte por JAAR: Soho Galleries Mérida

Fotografía: Tamara Uribe

Casa Sebastian es una residencia ubicada en el corazón del puerto de Chuburná. Concebida como una casa de descanso, donde los propietarios pudieran relajarse y estar en contacto con la naturaleza durante sus visitas.

El diseño en diagonal del acceso invita a los visitantes a formar parte de un pequeño recorrido entre la vegetación y el muro de celosías, que divide el espacio público del privado, hasta llegar a la puerta principal hecha a base de tablones de madera de cedro.

Al acceder se tiene una vista general del frente de la casa, donde las mismas celosías toman la doble función de fungir como elemento decorativo coronando al edificio y funcional; al ser utilizadas como barandal en el segundo nivel y en el rooftop.

Las celosías y las texturas en los muros se utilizan como una reinterpretación de elementos característicos en la arquitectura yucateca que, además, crea un juego armónico de luz y sombras gracias a los diferentes relieves de las mismas.
El espacio social de la casa está constituido por la cocina y la sala unidas a la terraza por un gran ventanal de piso a techo, provocando una integración entre los interiores y los exteriores, y ofreciendo amplitud al espacio, al generar visuales hacia los jardines y la piscina. La mayoría de los materiales decorativos utilizados son propios de la región como la piedra crema maya de los patios exteriores, la resina de chukum en la piscina, (que es producto de la corteza hervida de un árbol endémico y que le da el tono azul característico a las albercas yucatecas), y los pisos de pasta utilizados como recubrimiento en la cocina, los baños y las escaleras, mismos que tienen un papel protagónico en el diseño y que son tradicionales en la arquitectura local.

Los muros de color claro, junto con los colores naturales de la madera, buscan proyectar frescura, establecer unidad con el resto de los materiales utilizados en la casa y crear espacios para exhibir obras de arte.

La planta baja cuenta, además del área pública, con un cuarto y un baño para visitas, mientras que la planta alta alberga únicamente el cuarto y el baño principal, ambos con acceso a una terraza privada con vista al Golfo de México. El último espacio con el que cuenta la casa es el rooftop, que fue proyectado con una estructura de herrería y bambú para colgar hamacas y protegerse del sol yucateco, esto con el fin de generar diferentes ambientes según las actividades a realizar de los propietarios. 


ARTÍCULOS RELACIONADOS