UN ICONO DE CALIDEZ

Proyecto Arquitectónico e Interiorismo: Ohstudio / Olga Hanono

Fotografía: Alfonso de Béjar

El concepto de diseño de este penthouse estuvo inspirado en una isla griega con la frescura y calidez de la ausencia de colores fuertes y la combinación del mar.

Los muros robustos de piedra mediterránea color blanco puro con el mármol, y el color arena, hacen que la sensación de bienestar y descanso sean lo único que se perciba en este espacio.

Cada objeto, pieza de arte y mobiliario tuvo una curaduría impecable con una lujosa mancuerna entre el diseño y la excentricidad propuesta.

Generar ambientes en la costa implica no saturar visualmente el espacio, los aires de simpleza no se deben confundir con escasez. Es un punto medular el encontrar el equilibrio entre el lujo y el estilo de vida en tiempos de descanso. La casa consta de dos niveles: en la planta baja se ubican la sala, el comedor y recámaras de visitas, en tanto que en la planta alta, la recámara máster y la terraza. La biblioteca y el estudio fueron motivo de una selección especial de literatura y piezas coleccionadas por el cliente. 

Las vistas son espectaculares, por lo que se enmarcó la belleza natural y se creó un espacio funcional para disfrutar del atardecer. Los muebles fueron hechos en México con piedras naturales semipreciosas y maderas tropicales. Los textiles son, en su mayoría, linos, en tanto que en los muros yute con texturas especiales. Los objetos decorativos, el arte y los libros son piezas clave que le dan el toque personalizado a este proyecto. La terraza es el espacio preferido, por lo que cuenta con una mesa de tepanyaki especialmente construida para este espacio y un lounge al aire libre para disfrutar de la vista sin ningún obstáculo.




ARTÍCULOS RELACIONADOS