UN REFUGIO EN LA JUNGLA URBANA

Arquitectura: RIMA Arquitectura

Fotografía: Frank Lynen

 

 

 

La idea que rige el proyecto fue crear una casa urbana que transporte a un lugar diferente y alejado de la ciudad mediante una experiencia sensorial.

Con este objetivo se diseñó un ambiente al interior del predio en donde, tanto la casa como los espacios exteriores, conviven y permean la relación interior-exterior. Esto se logra mediante la planeación de jardines que rodean la casa y generan recorridos entre la naturaleza y los materiales propios de la edificación como la madera, piedra, concreto aparente, placas de acero al carbón y vidrio. 

De esta manera, los recorridos exteriores, aunque son simples por las dimensiones propias del predio, marcan el distanciamiento de la ciudad. Luego se encuentran los diferentes materiales de texturas ricas, cálidas y primitivas al exterior, mientras que en el interior se vuelven más simples y sofisticadas.

La planta de acceso es a nivel de calle, donde se encuentran los accesos peatonales y vehiculares, el vestíbulo principal y de servicio; todo esto, localizado en el extremo opuesto del predio. Además, están los espacios público-sociales, sala, comedor, estudio, cocina, y baño de visitas. En cuanto a los espacios exteriores, al frente y al fondo se ubican los jardines. A largo del predio, desde el acceso hasta el jardín posterior, se desarrolla un puente que distribuye al acceso de la casa sobre un jardín en sótano.

En el primer nivel se encuentran tres recámaras cada una con baño y vestidor, una sala de televisión y una terraza a doble altura al centro de la huella construida. En el segundo nivel está localizada la recámara principal con alcoba, baño-vestidor y una terraza orientada hacia la mejor vista del valle. El sótano cuenta con estacionamiento cubierto, una cava, gimnasio, dos recámaras de servicio con baño, un cuarto de servicio, el cuarto de máquinas y un jardín que proporciona, tanto iluminación como ventilación natural a los espacios habitables.

La casa Bacatete es un refugio que permite disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad, siempre inmerso en la jungla de urbana que es la ciudad.