SENSACIÓN DE ARMONÍA

Construcción: De la Vega Arquitectura/ Arq. Francisco de la Vega Aramburo en colaboración con Arq. Alfonso Otero

Diseño e interiorismo: De la Vega Arquitectura/ Arq. Francisco de la Vega Aramburo.

Fotografía: LGM Studio/Luis Gallardo

 

Con una superficie de más de 2200m2 de terreno, el predio resalta entre paisajes ubicados dentro de un campo de golf y vistas características de la zona, el valle de Atlixco y el volcán Popocatépetl.

La casa con aires de campo y estilo toscano cuenta con 926m2 de construcción, y tiene como objetivo crear experiencias y sensaciones en función de las necesidades de los clientes, resaltando el uso de materiales naturales como piedra y madera, siempre en la búsqueda de que cada espacio tenga vistas hacia los jardines, patios y elementos de agua, que transmiten una sensación de tranquilidad y paz, en donde la arquitectura está en armonía con la naturaleza.

Con base en las necesidades del cliente, se desarrolló el programa arquitectónico, el cual buscaba ante todo funcionalidad para el uso cotidiano e integración con los jardines. Para lograrlo, la casa se desarrolló en una sola planta, con excepción de un cuarto de visitas, lo que facilita los recorridos entre pasillos que dan a jardines o patios íntimos con fuentes de cantera talladas a mano, que generan ambientes únicos para cada espacio.

El acceso principal se enmarca y enfatiza por la imponente y sólida fachada, donde se observa un gran volumen cilíndrico de piedra rústica de mármol; en conjunto, la vegetación y los elementos arquitectónicos dan la bienvenida a un vestíbulo que distribuye a las diferentes zonas de la casa, empezando por el área social, sala y comedor, que se abren a una amplia terraza que da al jardín y la alberca, ambas orientadas hacia el campo de golf.

Pasando el vestíbulo se encuentra un pasillo entre terrazas y jardín hacia el área privada, compuesta de tres recámaras, sala de TV, gimnasio, área de lectura y oficina.

El usuario, desde el exterior, convive y aprecia la arquitectura, mientras que al interior destaca su diseño, maderas, textiles y canteras naturales, ya que los patios trabajan en perfecta armonía para complementar el espíritu de la casa.


ARTÍCULOS RELACIONADOS