CASA DESNUDA

Arquitecto:
Taller Estilo Arquitectura
Fotografía:
David Cervera

Si de hacer arquitectura se trata, en los últimos años al parecer la tendencia es a utilizar materiales sintéticos, innovadores y al mismo tiempo más costosos.

El reto se inicia con las dimensiones del terreno, un residuo urbano resultado de subdividir una casa familiar, el terreno de 6.5 x 27.5 con fachada Poniente no resultaba el más alentador para las necesidades de la vivienda.

El proyecto resolvió los problemas de asoleamiento al poniente y la dificultad de ventilación cruzada en todos los espacios creando una barrera con los servicios hacia el oeste y separando la vivienda del límite norte dejando únicamente 80 cm que permiten crear una “Chimenea de Aire” que funciona exitosamente.

Los elementos de acondicionamiento pasivo se vuelven parte integral del diseño: la piscina que refresca el aire antes de recorrer al interior de la casa; el muro de cristal al oriente que permite abrir o cerrar el espacio, y controlar el flujo y volumen de aire; las puertas corredizas de cristal hacia la chimenea de aire que crean entradas de luz natural del norte y mayor ventilación; el muro vegetal al poniente que refuerza la barrera térmica; los maceteros de Permacultura que al mantenerse siempre con agua evitan el sobrecalentamiento del área de acceso; los patios intermedios como la transición del acceso al área habitable, y el patio interior de la recámara.

La paleta de materiales fue mayormente determinada por los elementos constructivos y estructurales dejando expuestos los mismos, en su mayoría. El muro de block tan común, en la zona se transforma al evitar el traslape y se deja aparente convirtiéndose en el “módulo” de todo el diseño.

Finalmente, los pisos y elementos de carpintería (en su mayoría reciclada de puertas antiguas) añaden el carácter cálido al ambiente general.


ARTÍCULOS RELACIONADOS