DENTRO DE LA NATURALEZA

Arquitecto:
ARCHETONIC/ Jaime Micha Balas, Jacobo Micha Mizrahi
Fotografía:
Rafael Gamo

El punto de partida para la concepción de este departamento fue el aprovechamiento de las privilegiadas vistas sobre la cañada que ofrece el inmueble, lo que propició la constante búsqueda y relación con el exterior, usando los vanos acristalados como lienzos vivos.

“La naturaleza como fuente de inspiración. Estar dentro de la naturaleza. Los espacios tienen que transmitir el paso del día, el paso de tiempo. Rafael Aranda, RCR arquitectes, conferencia MEXTROPOLI 2018.

Estas vistas se enfatizan para generar una sensación más alta de la visual, una relación física que se consigue gracias a la terraza que recorre todo el departamento y a la que se tiene acceso desde cada estancia, aportando a modo de juego, una comunicación alternativa entre los diferentes espacios.

En su distribución se conciben los espacios con el área de cocina como pieza principal, que se abre completamente al resto del departamento por medio de puertas corredizas de madera que se deslizan con aparente ingravidez, según la necesidad de privacidad. Alrededor de ésta, el resto del programa aparece en el recorrido camuflándose entre planos continuos y lambrines que dan ritmo y flexibilidad a los espacios, a la vez, que generan interesantes juegos de luz mostrando una atmósfera atemporal.

La estudiada versatilidad de los espacios da pie a generar diferentes composiciones espaciales en la que los materiales en su contraste y superposición, aportan calidez y vida a cada espacio, al mismo tiempo que en esos movimientos se vuelven más extrovertidos o se encierran en la privacidad, pasando desapercibidos de las circulaciones más públicas del hogar.

El mármol como material predominante, reviste pisos y muros contrastando con los volúmenes sólidos de madera, que en su aparente monolitismo son las piezas clave sobre las que se juega en la composición de planos verticales para concretar las áreas de uso de la vivienda. El mármol estriado en muros crea un juego de luz y sombras que marcan el paso del tiempo.

El diseño integral de este departamento se ha guiado desde la concepción global hasta la solución del último detalle de encuentro. El mobiliario, en parte diseñado por el despacho, también se concibe bajo la premisa de este juego de camuflaje en superficies que a la vista pueden resultar continuas, pero que esconden todo lo necesario para el perfecto funcionamiento de cada espacio. El resultado son espacios de vivencia, observación y disfrute. 


ARTÍCULOS RELACIONADOS