RESPETANDO EL ENTORNO

Interiores:
Félix Blanco, Gabriela Ibarra
Arquitecto:
Félix Blanco, Concepción García, Eduardo Ríos
Fotografía:
Gabriela Ibarra/ Jorge Silva

Esta casa se distingue por la excelente calidad en todas sus áreas como son diseño exclusivo, servicio cercano al cliente, precisión en el tiempo de ejecución de los trabajos y un cuidado minucioso de los recursos y detalles.

”La mejor manera de ser ecologistas es cuidar y utilizar racionalmente lo que la naturaleza nos ha regalado; no desperdiciar”, estas palabras describen cómo fue creada Akunynamó, una vivienda en la que el diseño da respuesta directa al medio ambiente donde se encuentra, buscando conciliar las exigencias de confort de una casa de descanso con los principios de sustentabilidad del entorno, para crear una de las construcciones más ecológicas animada por un sistema de captación de energías.

Otro factor importante fue los poco más de 100 metros de frente del terreno que dan, tanto al mar como a la laguna de Sian Kan, considerando la corrosión por la salinidad del entorno así como los vientos y posibles huracanes a los que la vivienda se enfrentaría. Con esto en mente, la arquitectura vanguardista mezcla lo contemporáneocon materiales naturales y de la región, el uso de maderas tropicales como pukté y zapote; el recubrimiento en muros a base de chukum; el uso de ramas y raíces de chechén para detalles decorativos y elementos en acero inoxidable, entre otros, que crean un ambiente cálido.

El acceso a la casa es a través de una rampa que lleva a la puerta principal; encontrando un vestíbulo que conduce hacia la sala, el comedor, la cocina, y servicios. La sala y comedor se integran a la terraza elevadiza con vista al mar donde, además, se tiene acceso un “nido” tejido. Del lado opuesto se ubican las habitaciones, siguiendo la temática de ser una casa de playa, cada habitación cuenta con baño propio; la principal cuenta, además, con una terraza privada. 

Todas las azoteas se diseñaron para albergar los paneles solares, además de integrar la alberca y terraza con vista libre de 360 grados, ubicada sobre la cocina y área de servicios desde la cual se puede apreciar el mar, la laguna y la selva.

La intención del proyecto arquitectónico era integrar todos los espacios, volviéndola fácil de recorrer y apreciar, pues cada espacio esta aprovechado y diseñado al máximo bajo la misma primicia: “respetar la belleza del entorno sin dejar de lado el confort de vida”.