DOS CONCEPTOS, UNA FAMILIA

Diseño:
N/A
Interiores:
Taller ADG/ Micaela de Bernardi
Arquitecto:
Taller ADG/ Alonso de Garay
Fotografía:
Nacho Urquiza

Este proyecto plantea cómo es el hogar de un arquitecto; se diagraman los afectos y se resuelve el espacio para brindar áreas de esparcimiento, de trabajo y privadas, con el mayor aprovechamiento y flexibilidad.

Los 450 m2 dan lugar a dos departamentos en uno, ya que el área infantil es, en su escala, un departamento en sí mismo. Una versión lúdica de las áreas de los adultos. Por supuesto, quedan solucionados todos los servicios de manera funcional y discreta. Los materiales más sólidos y representativos de la arquitectura, madera y concreto se expresan en este proyecto.

Junto al comedor hay un jardín vertical interior que conecta con la cocina, la cual puede ser abierta o quedar completamente aislada por medio de un muro corredizo. Al fondo de esta primera área, digamos social y de trabajo, está la recámara principal, que se comunica con “el departamento infantil”, fungiendo así como el punto de conexión entre las dos áreas privadas. La cocina y el área de servicio tienen acceso a la zona de los adultos y a las áreas infantiles.

Los textiles y colores armonizan con el color gris del concreto. Los muebles son sobrios y lisos, aunque también se exhiben algunas antigüedades como dos sillas de estilo y de la época de Jeanneret.