OBSESIÓN POR LA BELLEZA

Diseño:
N/A
Interiores:
Faci Leboreiro Arquitectura
Arquitecto:
Faci Leboreiro Arquitectura
Fotografía:
Rafael Gamo y Jaime Navarro

Casa Arroca traduce la esencia tradicional de la “Casa de Valle” en un proyecto balanceado y contemporáneo que invita al deleite sensorial. Piedra de la región, madera de parota y acero se combinan para crear un ambiente relajado y sofisticado, en una casa donde todos los detalles fueron pensados para reflejar la personalidad exquisita y bon vivant de su propietario.

Piedra de la región, madera de parota y acero se combinan para crear un ambiente relajado y sofisticado, en una casa donde todos los detalles fueron pensados. 

Antes de entrar a la casa se crea un encuentro con la plataforma de granito negro hacia el interior del vestíbulo, donde descansa la escalera de placa de acero, dando la impresión de que la escalera levita. La calidez del plafón de madera de encino abraza la sala. 

La chimenea de placa de acero, que con ayuda de la mesa de parota y el candil de barro negro, rematan la vista en el volumen de piedra de la región. El salón de catas se comunica con la sala a través de una puerta oculta en los lambrines de parota. El corazón de la casa es la terraza que conecta todas las áreas entre sí por medio de un pergolado. El jacuzzi, el comedor y la sala exterior disfrutan de las vistas francas hacia el lago. La planta alta alberga las recámaras conectadas por un vestíbulo, donde la marimba de madera remata la vista. 

La recámara principal se transforma en un oasis de tranquilidad. Al fondo, la cama descansa sobre una cálida cabecera de piso a techo en lino. El goce del tiempo libre se pensó en todos los espacios de la recámara, desde la terraza hasta los baños de mármol, siempre procurando disfrutar de la privilegiada vista hacia el lago.