OASIS EN LA CIUDAD

Diseño:
N/A
Interiores:
N/A
Arquitecto:
Arq. Ricardo Barroso
Fotografía:
Leonardo Walther Aizpuru

La intención era transportar a los dueños a ambientes agradables, que evocan los sentidos y brindan paz y tranquilidad al alma.

El vestíbulo contiene una mesa enorme redonda y lo primero que llama la atención del visitante son los plafones de hoja de plata iluminados.

El comedor lleva un tapete tejido a mano y se colocó un mueble que sirve como trinche entre la sala y el comedor, y que divide y vestibula el área. El bar/biblioteca es un espacio para el relax, un lugar muy amplio.

En el exterior hay una terraza techada con vidrio; también se incorporó una chimenea flotada en mármol de una sola pieza con combustión de gas, que hace el espacio cálido en las tardes de invierno.

La habitación principal quiso incorporar el glamour de la California de los años 20s con la alfombra de cashmere escocés, los muros en seda cruda y las cortinas y cama en terciopelo pinstripe color marfil. La sala de la recámara principal, que más que una recámara es una suite, es el lugar ideal para terminar el día y relajarse. El baño se dividió en tres áreas: para él, para ella y un área común, donde se ubicó un jacuzzi enorme; todo el espacio está vestido de mármol árabe scatto bianco. La recámara de visitas es un espacio muy neoyorquino con cashmeres, cuero y terciopelos.