BAÑOS: FUNCIONALIDAD, RELAJACIÓN Y SOFISTICACIÓN

El poder llegar a tu casa y tomar un relajante baño es una de las experiencias más gratificantes, y qué mejor que sea en el baño de tus sueños. Y como deseamos que lo logres, nos dimos a la tarea de encontrar las mejores opciones para sacarle el mayor provecho a este espacio.

Distribución

Existen muchos aspectos importantes que debemos tomar en cuenta cuando diseñamos o remodelamos el baño, pero hay uno en específico que tiene mayor peso, ya que a partir de éste fluye todo los demás: la distribución. Es necesario analizar el tamaño del espacio y, de esta manera, decidir cómo se distribuirán los muebles. Colocarlos de forma lineal es muy funcional, ya que se adapta muy bien a baños chicos y grandes, ya que nos permite colocar lavabo, inodoro y regadera, sucesivamente.

En este caso, el área de lavabo y regadera permite adaptar su tamaño de acuerdo con la necesidad espacial. Si el espacio es rectangular podemos respetar un pasillo central y mantener los muebles en los costados: lavabos de un lado, e inodoro y regadera de otro. Si el baño es muy largo al final, podemos colocar una tina con un lindo recubrimiento que nos dé un remate visual. La distribución del baño se debe adaptar a la funcionalidad, al tamaño y a su forma.

Diseño del Arq. Javier Zarazúa Tanaka.


Maximiza los Espacios 

Siempre necesitamos guardar cosas, pero de todo lo que tenemos, ¿qué es lo que realmente utilizamos? Haz una lista de los productos que utilizas con más frecuencia, y lo que ya no uses o tenga mucho tiempo guardado, tíralo. Acumular sólo genera desorden y es lo menos que quieres tener en tu baño.

En los baños pequeños tenemos que explotar el espacio, de tal forma que éste se vea limpio y ordenado. Una opción para no tener muchas cosas en nuestros lavabos es instalar el porta-cepillos o porta-jabones en la pared; de esta forma, tendremos un área libre en el lavabo.

Si queremos ocultar productos de uso cotidiano, un mueble bajo el lavabo con gavetas permite tener las cosas ocultas y a la mano; toma en cuenta lo que vas a guardar allí, ya que puedes hacer un juego de cajones, algunos más grandes y otros más pequeños.  Los baños grandes muchas veces nos permiten tener muebles de mayor tamaño. Los anaqueles auxiliares ayudan mucho, ya que en ellos puedes colocar el shampoo, jabones o algún florero como elemento decorativo. Si prefieres tener todo más oculto, colocar un clóset de blancos al interior con puertas es una opción; puede estar conformado de repisas que nos permitan almacenar todo lo que necesitamos en el baño. Es muy común usar los muebles volados, que no tocan el suelo; esto genera mayor amplitud y es más fácil la limpieza del baño. Los nichos en el área de regadera o como lateral en tus lavabos, ya no sólo son decorativos, sino que proporcionan otra forma de almacenamiento; en ellos podemos colocar todo producto que sirva para relajarnos y tomar un rico baño.

Baño de la serie Vero, de Duravit.


Un Toque de Vida

Si el espacio lo permite, los jardines interiores son una opción original y llamativa. Nuestra recomendación es que utilices plantas que no necesiten mucho cuidado y que su follaje sea llamativo o abundante.

Si no tenemos suficiente espacio, poner macetas con plantas puede ser un sustituto interesante. Junto al lavabo coloca floreros con heliconias o aves de paraíso, los anturios por sus colores y formas, resaltan y dan mucha vida al espacio, otras plantas como el bambú o el teléfono sobrevive en ambientes húmedos y de poca luz, colócalos en un  macetero de cristal con agua y agrégale piedras de rio o de color que le darán un toque decorativo. Para los rincones masetas en el piso con helechos, esparraguera o costillas de adán son de bonito follaje y también se adaptan a estos espacios de poca luz. Acércate a un profesional que te oriente para seleccionar la plata indicada dependiendo el clima de tu región, aunque le baño es un área húmeda, no es lo mismo estar en el norte del país que estar en el sureste, los climas son diferentes al igual la vegetación.

Arquitectura e interiorismo: Roy Azar


Iluminación

La luz natural y la artificial son la clave de éxito, tanto para el baño como para cualquier área de la casa. Con estas dos opciones se puede generar diferentes ambientes en un mismo espacio. La luz artificial debe ser fuerte e intensa en ciertas zonas como el área de los lavabos, ya que ahí nos maquillamos o, en el caso de los hombres, se rasuran.Esta debe ser de utilidad para poder realizar nuestras actividades adecuadamente; mientras que en el área de la ducha o tina es necesario una luz más cálida y tenue, ideal para relajarnos y disfrutar. Utiliza arbotantes además de la iluminación general, pues de esta manera puedes crear un ambiente cálido.

Otra opción es colocar dimmers, que ayudan a medir la cantidad de luz que desees, y cuando tomes una ducha siempre recuerda colocar velas aromáticas, te sentirás en un spa.A través de ventanales, domos, tragaluces, etc., se puede lograr una buena iluminación natural; también recuerda que la ventilación es sumamente importante en los baños. 

Diseño de Arq. Fernando Cibrián de Cibrián Arquitectos.


Papel Tapiz

Este material puede ser muy llamativo debido a las diferentes, texturas, estampados y colores que podemos encontrar; sirve perfectamente para las habitaciones y muchas veces nos da miedo colocarlo en el cuarto de baño. Siempre y cuando el baño en donde lo pongas no cuente con ducha o no se utilice mucho esta área, es una opción muy certera, ya que cambia drásticamente la perspectiva del baño e impactara a quien entre en él. 

Diseño: Elias Kababie


Tinas 

La elección de la tina es un tema importante ya que esta debe adaptarse a nuestra forma de vida, antes de escoger una tina debemos tener en cuanta la dimensión de nuestro baño para poder elegir una que se adapte en forma y espacio, ya que pueden ser rectangulares cuadradas circulares o asimétricas. Sus diferentes sistemas permiten escoger el que mas se adapte a nuestras necesidades proporcionando buena salud y el bienestar físico.

Además, no existe nada mas placentero que tomar un baño de tina, sus efectos relajantes ayudan a la circulación sanguínea, humectan la piel y des contractura los músculos. Para crear un ambiente relajado, coloca velas de aroma, agrega sales de baño, y escoge una pieza musical que te permita disfrutar de este momento de tranquilidad.

Diseño de GLR.